viernes, 9 de diciembre de 2016

La niña y su doble, de Alejandro Parisi


Datos técnicos:

Título: La niña y su doble
Autor: Alejandro Parisi
Editorial: Lumen (Grupo PRH)
1º edición: mayo 2016
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Idioma: Castellano
ISBN: 978-84-264-0304-9
Nº pág.: 269


Sinopsis:

Europa del Este. 1939. Rusia invade la ciudad de Lwow alterando la vida de miles de familias. Dos años más tarde, desde el Oeste, una plaga asesina revolverá la tierra con el objetivo de exterminar a todos los judíos.
Nusia, la heroína de esta novela, es tan solo una niña que intentará resistir junto a su familia las embestidas nazis. Crecerá entre el ruido de las bombas y el silencio de las ausencias, y deberá abandonar su ciudad, su familia, su lengua y hasta su propio nombre.


Opinión Personal:


Cuando se publica una nueva novela sobre el Holocausto estoy muy pendiente de las primeras opiniones que se vierten sobre ella, porque es una temática que me atrae, como ya lo comenté en más de una ocasión. Y es que, pese a que en líneas generales ya sabemos lo que ocurrió en ese triste período de la Historia de la Humanidad, siempre nos resultarán atractivos los títulos en los que los autores nos ofrecen historias con nombres y apellidos, que nos invitan a reflexionar, porque jamás piensa uno que lo que lee pudiese haber ocurrido realmente pero, como bien sabemos, la realidad supera con creces a la ficción, y esto lo podemos comprobar en la primera obra que se publica en España del escritor argentino Alejandro Parisi, La niña y su doble.
(Ghetto Lwow)
En La niña y su doble, Alejandro Parisi nos ofrece el testimonio novelado de las vicisitudes por las que pasó la niña judía Nusia Stier para sobrevivir al horror nazi. El lector tendrá ante sí una narración dura, conmovedora, emotiva y desgarradora, en la que el escritor argentino utiliza un estilo directo, sin rodeos ni artificios, con los que consigue causar el efecto deseado. Pese a que no pasó por los campos de exterminio era una superviviente más del Holocausto, sí puede decirse que es una superviviente del mismo, porque vio cómo una parte de sus seres queridos eran víctimas de esa barbarie y tuvo que adoptar una identidad falsa con la que salvarse del horror nazi, porque su padre le dijo que era la única forma que tenía de conservar su vida, mediante la mentira, el silencio y la oración, pues adoptaría la identidad de una niña ucraniana católica. Aunque no por ello renuncia a sus orígenes, porque en varios momentos de la narración veremos cómo se arriesga a conseguir información de su familia biológica, pese a que era consciente de que en esos momentos ponía en peligro su vida.

Ya comenté que el Holocausto no forma parte directa de la narración, pero el lector tendrá en todo momento información de todo lo que les ocurre a los judíos durante el terror nazi, desde los progromos hasta la llamada Solución Final, en la que los nazis llevaban a cabo el genocidio sistemático de la publación judía europea durante la Segunda Guerra Mundial. Y es que en la novela, lo que interesa es todo lo que ocurre en torno a Nusia Stier, sin olvidarnos de la información que se nos va facilitando sobre el avance del conflicto bélico.

Alejandro Parisi utiliza en La niña y su doble un estilo directo, sin rodeos ni artificios, con los que consigue causar el efecto deseado. Tengo que reconocer que en un principio me costó trabajo adaptarme a la narrativa del autor, porque me encontraba con giros propios del español latino, pero una vez adaptado a estas expresiones la lectura fluye de forma fluida. El autor argentino nos ofrece también una novela muy dinámica, tanto por el ritmo ágil de la misma, como por la variedad de escenarios que nos ofrece, en donde seguiremos a Nusia/Stanislawa/Slawka por las distintas ciudades que formarán parte de su vida durante seis largos años.

Un elemento nuevo que nos encontramos en La niña y su doble en relación con otras novelas en las que el Holocausto está presente, es la presencia de los ucranianos, que actuaban como colaboracionistas de los alemanes porque tenían la promesa de lograr la independencia de su país, que estaba bajo dominio ruso. Ucranianos con los que, sin embargo, conviviría durante buena parte de esos seis largos años, siendo adoptada por la familia del general Marko Bezruchko, al haber sido adoptada por Claudia, su esposa. De hecho, en algún momento de la narración, el lector se encontrará con que los judíos se encuentran cercados por rusos, alemanes y ucranianos, sin olvidarnos de la traición de la que son objeto al ser entregados a los nazis por judíos colaboracionistas.

Aunque la novela está estructurada en 35 capítulos más un epílogo, diría que en ella nos encontramos con tres partes bien diferenciadas: en la primera de ellas el lector presencia todo lo que sucede en Lwow, desde el momento en el que nos rusos invaden la ciudad hasta que es tomada por los nazis. En esta parte es el Rudoph, el padre de Nusia Stier, quien tiene un papel más predominante y decisivo en el futuro de la niña. El lector sacará sus propias conclusiones en lo referente a su actuación, aunque creo que tuvo el claro convencimiento de que actuaba en beneficio de su familia y de su pueblo, porque también ayudará a que otros judíos puedan salvarse. En la segunda y tercera partes entra en escena otro personaje destacado de la novela: Claudia, la esposa del general Marko Bezruchko, que la adoptará en el orfanato en el que estaba internada y cuidará de ella como si fuera su madre. De hecho, incluso me apenó que se tuvieran que separarse, pero Claudia tenía claro que Nusia debía volver con su madre biológica. Quizás es esta tercera parte la que más me impresionó de La niña y su doble, porque en ella me encontré con rasgos propios de una novela de espionaje, con el plus de interés que esto supuso para mi y, pese a que la guerra ya había terminado, me tenía en vilo todo lo que ocurría en torno a la protagonista, ante la persecución de la que era objeto por parte de los ucranianos, sabedores de la información que poseía y temerosos de que pudiera delatarlos. Creo que esta es la parte más trepidante de la novela, en la que diría incluso que tiene ritmo de thriller, y en la que nos encontramos con un personaje histórico que le ayudará a que logre reencontrarse con su madre biológica en Polonia: Simon Wiesenthal, que dedicó la mayor parte de su vida a localizar e identificar criminales de guerra nazis que se encontraban fugitivos, para llevarlos ante la justicia.

Aunque en un principio me costó adaptarme a la narrativa de Alejandro Parisi, por el hecho de que utiliza algunas expresiones propias del español latino, y porque en algún momento de la narración me pareció que algunas escenas ocurrían de una forma rápida, he de decir que su lectura fue, finalmente, muy satisfactoria. Merece la pena adentrarse en esta historia basada en esa parte de la vida real de Nusia Stier porque seguro que no dejará indiferente a quien le dé una oportunidad.


Biografía:


Alajandro Parisi nació en 1976 en la Ciudad de Buenos Aires. Es guionista y escritor. Varios de sus cuentos han sido publicados en distintas antologías de Argentina, España, Francia y Alemania. Sus novelas han contado con el aplauso de la crítica literaria y de los lectores argentinos. La niña y su doble es su cuarta novela y la primera que se publica en España. Su obra se completa con Delivery, su primera novela, fue editada en 2002 por Editorial Sudamericana y en 2007 fue traducida al italiano por E/O Edizioni. En 2009, Editorial Sudamericana lanzó su segunda novela, El ghetto de las ocho puertas, basada en la experiencia de una sobreviviente del gueto de Varsovia; Un caballero en el purgatorio y Con la sangre en el ojo. El autor confiesa tener una implicación especial con la protagonista de esta historia, pues su familia, al igual que Nusia, también sobrevivió al Holocausto. 

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de la web de la editorial. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña y fotografía de Alejandro Parisi, tomadas de Google Imágenes.  





miércoles, 7 de diciembre de 2016

La muerte de Iván Ilich, de León Tolstoi


Datos técnicos:

Título: La muerte de Iván Ilich
Autor: León Tolstói
Editorial: Libros en Red (Colección Relatos)
1ª edición en español en versión digital (2004)
Obra de Dominio Público
Formato: Ebook
Nº páginas: 62 (en pdf)


Argumento: 
 

Iván Ilich es un pequeño burócrata que fue educado en su infancia con las convicciones de poder alcanzar un puesto dentro del gobierno del Imperio Ruso. Poco a poco sus ideales se van cumpliendo, pero se dará cuenta de que su esfuerzo ha sido en vano; al llegar cerca de la posición que siempre soñó, se encontrará con el dilema de descifrar el significado de tanto sacrificio, y de valorar también el malestar reinante en el pequeño entorno familiar que se ha construido. Un día, se golpea al reparar unas cortinas y comienza a sentir un dolor que lo aqueja constantemente.

Opinión Personal:


Los autores clásicos siempre han estado presente en mis lecturas. De hecho, durante un tiempo los títulos que más frecuentaba eran, sobre todo, los escritores de mi querido siglo XIX y me atraían especialmente los rusos, por el realismo que dominaba en sus novelas. Aunque, sin embargo, hubo uno que, sin excusa aparente, lo fui aparcando a lo largo de los años: Lev Tolstoi. Y para ponerle remedio a este abandono, hoy reseño y recomiendo la lectura de su novela corta, La muerte de Iván Ilich, publicada por primera vez en 1886.

En La muerte de Iván Ilich el lector se encontrará con un argumento muy actual, pues el tema principal es la muerte, en donde el protagonista reflexionará sobre lo que esto significa y si actuó correctamente a lo largo de su vida o pudo haberle dado otro sentido a la misma. Pero también estará muy presente lo que significa este hecho en si: por un lado, el malestar que se asienta en la familia de Iván Ilich, en donde las desavenencias entre este personaje y su esposa, Praskovia Fyodorovna Golovina eran cada vez más frecuentes; y por otro, nos encontraremos en ella con esa incertidumbre que provoca su fallecimiento entre sus colegas, ya que todos los que compartían profesión con él se preguntarán ahora quién ocupará su cargo y el efecto dominó que producirá ese nombramiento, sin olvidarnos del futuro que le espera a la viuda tras el fallecimiento de su esposo; incluso Pyotr Ivanovich, que ya desde la infancia tenía una estrecha relación con el fallecido, tenía en esos momentos el mismo pensamiento que sus compañeros del tribunal.
(San Petersburgo-Rusia)
En La muerte de Iván Ilich, el lector ya conoce el desenlace de la novela, pero se verá atrapado por los episodios que se van sucediendo, relatado todo ello por un narrador omnisciente a lo largo de los doce capítulos en los que se estructura la novela. Así nos encontramos con que los miembros de un tribunal y el fiscal se encuentran reunidos tras una pausa en el proceso Mevinski, y tienen la noticia del fallecimiento de su colega. Y es a partir de ese momento cuando se conocerá todo lo que le ocurrió al protagonista, desde sus orígenes hasta su carrera judicial, en donde pretendía llegar hasta el escalafón más alto.

Son pocos los personajes con los que se encuentra el lector, y más que su construcción, descritos con los rasgos precisos, porque lo que predomina es su forma de ser y de actuar ante los hechos que se irán sucediendo. Ya mencioné a algunos de ellos, pero también destacaría la figura de Gerasim, el ayudante del mayordomo, que era el único que comprendía la situación real de Iván Ilich, y por eso fue atento con él hasta el final. Aunque, pese a la estructura que acabo de comentar, podremos distinguir dos partes bien diferenciadas que vienen marcadas por el momento en el que el protagonista comienza a sentir los primeros síntomas de su enfermedad.

Si uno lee la biografía de León Tolstói verá en esta novela reflejado lo que fue su vida, la opulencia en la que vivió durante un tiempo, hasta que se convirtió al catolicismo y el drástico cambio que tuvo después de esta conversión, abandonando todo lo que le rodeaba para llevar una vida más austera. Creo, en mi modesta opinión, que en La muerte de Iván Ilich el lector verá reflejada influencia de la vida del autor, y se encontrará con una clara crítica a la vida que llevaban los aristócratas en la Rusia de los zares, en donde muchos de ellos solo pensaban en medrar y llegar a lo más alto de sus carreras, e incluso vivir por encima de sus posibilidades, como le sucederá a este personaje.

La muerte de Iván Ilich está narrada con un estilo muy directo en el que León Tolstoi va directamente al grano, sin rodeos, sin artificios y, de esta forma tan contundente, consigue que el lector se sienta atraído por todo lo que en ella ocurre y cause en él el efecto deseado.

En La muerte de Iván Ilich el lector disfrutará de una lectura atractiva en la que  se encontrará con reflexiones sobre el sentido de la vida y el misterio que encierra la muerte, así como un claro trasfondo psicológico a lo largo del desarrollo de la trama


Biografía:

Escritor y reformador ruso. Se lo considera uno de los grandes de la literatura universal. De procedencia aristocrática, estudió en la Universidad de Kazán. Su vida estuvo plagada de conflictos familiares, y proyectos inconclusos o fracasados. Alrededor de 1877 se convirtió al cristianismo. Obtuvo fama como novelista recién en lo últimos años de su vida.

A pesar de que disentían en el plano literario, e incluso en el ideológico, Iván Turgueniev se dirigía en una carta a Tolstoi en estos términos: "No le he escrito desde hace mucho tiempo porque estaba enfermo, y ahora estoy, para hablar con franqueza, en mi lecho de muerte. Sólo le escribo para decirle cuán dichoso me siento por haber sido su contemporáneo".

 Nota: Datos técnicos y biografía de León Tolstoi, tomados de la web de la editorial; Argumento, tomado de Wikipedia.

lunes, 5 de diciembre de 2016

Sumergido en...(49/2016)
















Comenzamos la primera semana del mes de diciembre. En lo que a lecturas se refiere, sigo con el libro de relatos Papel, papel y tinta (sinopsis), de Paloma Ulloa. Son 50 relatos y me faltan 10 para terminar el libro. Me está sorpendiendo su calidad narrativa. 


Comencé la lectura de La niña y su doble, de Alejandro Parisi. Llevo 120 páginas leídas, me está gustando pero a mi me falta intensidad narrativa y quizás pasen los episodios que se relatan demasiado rápido. 

Sinopsis: 


Europa del Este. 1939. Rusia invade la ciudad de Lwow alterando la vida de miles de familias. Dos años más tarde, desde el Oeste, una plaga asesina revolverá la tierra con el objetivo de exterminar a todos los judíos.
Nusia, la heroína de esta novela, es tan solo una niña que intentará resistir junto a su familia las embestidas nazis. Crecerá entre el ruido de las bombas y el silencio de las ausencias, y deberá abandonar su ciudad, su familia, su lengua y hasta su propio nombre
. (269 pág., tapa dura con sobrecubierta)


Después le tocará el turno a la novela de Susana Fortes, El amor no es un verso libre

Sinopsis: 

Madrid, 1935. La norteamericana Kate Moore llega a la Residencia de Estudiantes, lugar en el que se reúne la intelectualidad republicana, para ampliar sus estudios de literatura española. Esa atmósfera de artistas y soñadores, en apariencia glamurosa y cristalina, estalla de pronto cuando el cadáver de un alumno aparece flotando en un canal de riego próximo. Entre Kate y Díaz-Ugarte, el profesor que guiará sus primeros pasos, surge un amor tan apasionado como prohibido que discurre paralelo a la sombra del crimen. Los protagonistas se ven envueltos en una telaraña de intrigas, escándalos y secretos de estado que puede costarles la vida.Con una prosa profunda y sugerente, la autora reflexiona sobre el amor imposible y el precio de la ambición, pero también sobre las intrigas políticas, la codicia y la corrupción que lastran la vida de cualquier sociedad. (291 pág., tapa blanda)



jueves, 1 de diciembre de 2016

Entrevista a María José Moreno, autora de la Trilogía del Mal








El pasado día 10 de este mes de noviembre publicaba en este blog mi reseña sobre la tan esperada novela con la que María José Moreno cerraba la Trilogía del Mal. Hoy vamos a hablar con ella sobre esta trilogía: creo que la temática se lo merece y, de paso, a ver si animamos a que más lectores le den una oportunidad a esta trilogía que tan buenas críticas está cosechando.

Biografía:

María José Moreno nació en Córdoba (España), donde reside. Escritora, psiquiatra y profesora titular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Córdoba, se inició en el ámbito de las publicaciones con artículos científicos y libros en el campo de la Psiquiatría. En el año 2010 quedó finalista en el Certamen de Novela por entregas de ediciones Fergutson, con su novela Vida y milagros de un ex, que fue publicada en 2011 en formato ebook gratuito y consiguió más de cuarenta mil descargas. Actualmente está a la venta bajo el sello B de Books.

En 2012, la autora publicó Bajo los tilos (reseña), novela que estuvo más de 365 días entre los primeros lugares en el top de ventas de Amazon; 4 veces en el número uno, y tuvo más de 13.000 descargas. Esta novela salió publicada en papel en enero de 2014 en el sello Vergara de Ediciones B.

Con Ediciones Versátil publica, en Septiembre de 2015, La caricia de Tánatos: El origen (reseña), primera de las novelas que conforman la Trilogía del Mal. En marzo de 2016 publica la segunda novela, El poder de la sombra: La huella (reseña) y en septiembre de 2016, la tercera parte de esta trilogía, La fuerza de Eros: El conflicto (reseña).

Entrevista:

1) Francisco Portela.- Gracias por concederme esta entrevista. A ver si así animamos a que más lectores le den una oportunidad a esta trilogía Trilogía del Mal.

María José Moreno.- Gracias por darme la oportunidad de hablarte de mi trilogía y espero que se animen a leerla.


2) F. P.- Parece que la trilogía está teniendo una gran aceptación por la crítica especializada y los lectores en general. Quienes la hemos leído coincidimos en que es espectacular, que va de más a más. ¿Esperabas que tuviese esta acogida?

M. J. M.- Con esta trilogía lo he esperado todo y nada. Cuando la concebí en el 2009 y terminé de escribir la primera novela, La caricia de Tánatos, pensaba que me la iban a quitar de las manos (fantasía de principianta). Cuando comprobé que a nadie le interesaba la guardé en el cajón y cada cierto tiempo la repasaba, la revisaba y la corregía. Publiqué mi novela Bajo los tilos que se convirtió en un bestseller de Amazon, entonces pensé que esos mismos lectores podrían estar interesados en seguir leyéndome y autoedité La caricia de Tánatos en ebook y, aunque se vendió muy bien, no llegó al nivel de Bajos los tilos. En ese momento pensé que la trilogía no iba a interesar a nadie y me dediqué a documentarme para escribir otras novelas. Pero yo confiaba en ella y arriesgué a escribir la segunda parte, El poder de la Sombra, con idea de autoeditarla tanto en ebook como en papel. Ya estamos en el 2015 y entonces es cuando Versátil se decide a publicarla completa en un periodo de 1 año. El saber que tenia a una editorial como Versátil me animó mucho y saqué fuerzas de donde casi no había para escribir la tercera, La fuerza de Eros, con una ilusión tremenda y con una promesa: que la segunda fuera mejor que la primera y la tercera que la segunda. Por lo menos esa fue mi intención. No obstante, las ventas no han sido las que esperábamos, aunque ha gustado a quienes la han leído, no es suficiente. De todas maneras pienso que una trilogía tiene muchos caminos de ida y vuelta y aún espero que la lleguen a conocer mejor muchos, muchos más lectores.

3) F. P.- Aunque me imagino que esto también es un reto para tus próximas publicaciones. Lo digo porque has puesto el listón muy alto.

M. J. M.- Eso es algo que me tiene un poco paralizada por partida doble. Por un lado, porque como bien dices cuando escribes algo bueno supone todo un reto mejorarlo y otro, porque esta trilogía pertenece a un género muy concreto y yo no me veo hoy por hoy encasillada en ninguno en especial.

4) F. P.- ¿Tenías en mente escribir una trilogía sobre el mal?

M. J. M.- Desde primera hora fue concebida así. Los temas concretos del Mal eran los que he tratado —los maltratos psicológicos, los abusos sexuales infantiles y la pedofilia—, lo que ha cambiado ha sido el atrezo. Desde que la pensé en el 2009 hasta que he escrito la última en el 2015, la evolución de internet y redes sociales ha sido tan grande que no he tenido más remedio que utilizarlos para justificar la trama.

5) F. P.- En la trilogía demuestras que la línea divisoria que separa el bien del mal es muy débil. Me imagino que todos podemos traspasar ese límite en cualquier momento de nuestras vidas.

M. J. M.- Es muy débil y en situaciones extremas podemos traspasarlas, pero no es lo normal. Hacer el mal, con todas las palabras, es una elección individual, una elección vital conformada por unos exagerados anhelos de poder sobre el otro, en todos los ámbitos. La mayoría de los humanos solemos elegir hacer el bien, aunque de vez en cuando nos olvidemos o echemos la vista hacia otro lado.

6) F. P.- Y supongo que no habrá explicación alguna para quienes la han traspasado.

M. J. M..- A veces detrás de determinados comportamientos malvados encontramos deseos de venganza, celos, odio intenso, envidia, una enfermedad mental, fanatismo de cualquier tipo… En estos casos puede que podamos explicarlo, pero desde luego nunca comprenderlo ni justificarlo.

7) F. P.- ¿Ha cambiado mucho la sociedad para que el mal esté tan arraigado en ella? ¿Quizás la globalización ha influido en este cambio? Incluso hay casos de reincidencia. De hecho, se dice que el hombre tropieza dos veces en la misma piedra; pero diría que, por lo general, lo hacemos en más ocasiones. ¿Qué nos mueve a ello?

M. J. M.- Yo no creo que en la sociedad en la que nos ha tocado vivir el Mal esté más arraigado que en otras sociedades o épocas históricas. El Mal ha existido siempre y seguirá existiendo, forma parte de la condición humana. El Mal entró en el mundo con el hombre por lo que siempre nos acompañará mientras existamos.

8) F. P.- ¿Y quizás sea este arraigo el punto de partida del nacimiento del nuevo género literario conocido como domestic noir, en el que se puede encuadrar La caricia de Tánatos?

M. J. M.- El domestic noir hace referencia a un subgénero dentro del género negro en el que el detective o policía, el que trata de desentrañar el caso, es alguien de la calle, en concreto, alguien que estaba por allí. Una vecina del asesinado, la mujer, los hijos, la novia, la amiga… Yo creo que La caricia de Tánatos es más un thriller psicológico, que ahonda en un aspecto concreto del mal, con la ventaja de que podemos entrar en la mente del malvado. Quizá, El poder de la Sombra, si entre más de lleno en ese subgénero.

9) F. P.- ¿Influye este hecho el que nos encontremos en las librerías con tantos títulos de novela negra y de thriller psicológico?

M. J. M.- No creo que haya más títulos de género negro que de romántica, histórica o contemporánea. Lo que sí está claro es que el lado oscuro atrae porque es un aspecto sobre el que todos sentimos atracción y repulsión, al mismo tiempo, y eso lo hace más apetecible. En el fondo, los monstruos nos gustan.

10) F. P.- En la trilogía utilizas los términos griegos Tánatos y Eros para referirte al mal. ¿Son los que mejor definen las actuaciones de los personajes de las tres novelas?

M. J. M.- No utilizo los términos Eros y Tánatos para referirme al Mal, sino para dejar constancia de la eterna lucha entre el instinto de vida y de muerte. Cuando lo introduzco en La caricia de Tánatos, lo hago para señalar cómo se puede destruir, matar a una persona, sin tocarla físicamente solo con el contacto, las palabras, los comportamientos. En La fuerza de Eros, quiero demostrar cómo una persona llevada al límite pone en marcha su Eros, su instinto de vida, para progresar en lugar de regresar y salir airosa de dichas circunstancias.

11) F. P.- La trilogía está ambientada en Córdoba y localizaciones próximas a la ciudad de los califas. ¿Te han preguntado tus paisanos por qué has situado las tres tramas en tu ciudad y no en otra cualquiera?

M. J. M.- La situé en Córdoba porque era un escenario que conocía y para el que no me tenía que documentar. También porque quería dejar constancia de que lo que sucede en cada una de las novelas de la trilogía es algo cotidiano, que puede ocurrir en cualquier lugar del mundo, sin necesidad de que sea una gran urbe.

12) F. P.- Mercedes Lozano, la psicoterapeuta, es la protagonista indiscutible de esta trilogía. ¿Hay mucho de María José Moreno en este personaje? Me imagino que para construirlo te habrá ayudado tu profesión.

M. J. M.- Profesionalmente le he prestado a Mercedes Lozano todo. Desde mi consulta hasta mi quehacer diario en el trato con los pacientes. También la utilizo para poner en su boca reflexiones particulares que me interesa que el lector considere. Respecto a su vida personal, esa es ficción, no tiene nada que ver con la mía.

13) F. P.- Pero diría que lo que más atrajo a los lectores es el perfil de los personajes malos, tanto de El poder de la Sombra, como de La fuerza de Eros. Habrás tenido que hilar muy fino para crear unos personajes tan carismáticos como estos dos.

M. J. M.- Ayer leí en una reseña que soy una gran creadora de personajes secundarios y aunque me agrada no sé si en realidad es cierto, porque esos personajes que aparecen en mis tres novelas: Marcos, Rosa María y Ernesto, no los considero secundarios. Son los auténticos protagonistas de la trilogía porque reflejan el aspecto del Mal que quiero manifestar en cada una de las novelas. Mercedes es hilo conductor de las distintas tramas y la receptora de las vicisitudes de los “malos”, pero estos, son protagonistas indiscutibles en cada una de sus parcelas.
(Córdoba)
14) F. P.- Pero supongo que el hecho de presentarnos unos personajes de este calibre, como los que acabo de comentar, habrá supuesto un doble esfuerzo a la hora de construir el resto de los personajes para que no se vieran oscurecidos por ambos.

M. J. M.- En novelas de este tipo la construcción de los personajes es lo que más tiempo se lleva. Tienen que ser potentes, que sustenten la trama y por supuesto muy creíbles. En este aspecto juego con ventaja. Ser psiquiatra me ha llevado a conocer en profundidad la manera de ser de las personas, y, como no, ese lado oscuro que todos tenemos.

15) F. P.- En la trilogía tienen un papel destacado las redes sociales. Puede decirse que son un personaje más de la novela. Pero lo que más me impactó de su empleo es cuando nos hablas del acceso a la parte más oscura de Internet. La verdad es que aquí se queda uno sin palabras ante lo que leemos en La fuerza de Eros sobre algo tan desconocido para el usuario habitual de las nuevas tecnologías como es esta herramienta.

M. J. M.- Internet negro es una realidad. Aunque su origen no fue para lo que ahora se utiliza, los peligros que alberga son infinitos. En realidad todas las redes sociales lo conllevan si no somos prudentes y aprendemos a utilizarlas bien. Nos hemos lanzado al mundo público sin red y eso nos traerá consecuencias. De hecho, los que más lo están sufriendo son los niños y los jóvenes, sin que los adultos estemos libres de dichos peligros. Tenemos que llegar a tener un uso responsable si queremos disfrutar de todas las ventajas que nos proporcionan.

16) F. P.- Me llamaba la atención que en las dos primeras novelas hubiera muy poca presencia de personajes relacionados con las Fuerzas de Seguridad del Estado. Pero en La fuerza de Eros nos encontramos con la inspectora Susana Salido. ¿Ha nacido un nuevo sabueso? Te lo pregunto porque creo que es un personaje que da mucho juego a la novela.

M. J. M.- El conflicto generado por la trama de la tercera novela necesitaba que la policía estuviera presente y creé a Susana Salido. Para mí es un personaje muy querido, que recoge algunos aspectos de una persona real, ligada a las Fuerzas de Seguridad del estado. Si sigo escribiendo de este género, sin duda, formará parte de mis novelas.

17.-Y ya que te pregunto por Susana Salido, ¿tienes algún proyecto literario a la vista?

M. J. M.- En concreto, respecto a novela, nada. Acabo de terminar un relato para una antología que me hace mucha ilusión y tengo proyectos iniciados que abandoné para terminar la trilogía y que puede que pronto me ponga a revisar.

18) F. P.- Gracias por haberme concedido esta entrevista y espero que no tardemos en tener novedades literarias tuyas.

Gracias a ti, por la ayuda prestada para que esta trilogía se haya hecho realidad.


Nota: Biografía de la autora, tomada de la web de la editorial, así como las portadas de las novelas que conforman la trilaogía y la fotografía de la autora. La panorámica de Córdoba es tomada de Google Imágenes.  















martes, 29 de noviembre de 2016

El suave roce de tu pelo, de Fernando de Cea




















Datos técnicos:

Título: El suave roce de tu pelo
Autor: Fernando de Cea Velasco
Editorial: Ediciones Alféizar
1ª edición: 20/05/2016
Idioma: Castellano
Formato: Ebook
ISBN: 9788494533358
Nº pág.: 190
Precio ebook Amazon (enlace) : 4,42€ (se puede descargar una muestra gratuita)
Precio tapa blanda papel Amazon: 15,20€



Sinopsis:


Jesús Rosique es un inspector de policía jubilado que recurre a un caso antiguo para dar una conferencia en la Academia de Policía. Su mujer, que no se resiste a leer las notas que ha preparado Rosique, pronto comprobará que no se trata de un caso cualquiera, sino de aquél que cambió completamente la vida de ambos.

El suave roce de tu pelo es un viaje al pasado donde las pulsiones sexuales se mezclan con el crimen, la intriga y el suspense, y donde antiguas deudas darán sentido a un presente totalmente inesperado.


Opinión Personal:

De Fernando de Cea leí sus novelas Puentes y Sombras (reseña) y Cenizas para un blues (reseña). Con esta que reseño hoy, El suave roce de tu pelo, quedó finalista en el Premio Alféizar de Novela; quizás, para mi, sea la más literaria de las tres, lo que no quiere decir que falte calidad en las dos anteriores: todo lo contrario. Si quien lea esta reseña disfrutó con alguno de estos dos títulos publicados por este autor madrileño afincado en Sevilla, quedará encandilado con la trama de esta nueva publicación suya.
(Calle Felipe II, Barrio del Porvenir-Sevilla)
Si hay dos elementos que, hasta la fecha, toman parte en las novelas de Fernando de Cea: Sevilla y el cine. Pero diría que, sobre todo, el cine, no solo por las alusiones al séptimo arte que nos encontramos en el desarrollo de la trama —el lector puede visitar su rincón virtual El blog de Ethan (enlace), en donde queda palpable esta pasión que comento—, sino también por el carácter cinematográfico que domina en toda ella, sobre todo a la hora de elegir localizaciones espaciales y temporales, así como los efectos que la luz hace sobre el espectador en determinadas escenas para que capte más su atención: las escenas que tienen lugar en la Estación de Plaza de Armas, con la cortina de agua que está cayendo en plena Feria de Abril, no tienen desperdicio.

En El suave roce de tu pelo también nos encontraremos con claras influencias de dos grandes autores de la novela policíaca: Conan Doyle y Ágatha Christie. De Conan Doyle reconoceremos rasgos de sus dos personajes principales, Holmes y Watson, en la magnífica pareja que hacen el inspector Jesús Rosique y su pupilo, como él lo llama, Yáñez: dos figuras literarias con quienes enseguida empatiza el lector y espero que el autor deje abierta la posibilidad de retomar estos dos carismáticos personajes, porque le dan mucho juego a la trama, sin lugar a dudas. La influencia de la maestra del crimen la encontraremos en que juega en todo momento con el lector a la hora de averiguar quien ha cometido el asesinato en el barrio del Porvenir, en la ciudad hispalense, de un inválido de sesenta y siete años de edad. Y diría que también en la utilización de espacios cerrados claves para la investigación que tendrán que llevar a cabo los dos sabuesos para descubrir quién es el culpable del crimen cometido en esa barriada de Sevilla.
(Estación de tren Plaza de Armas-Sevilla)
Pero en El suave roce de tu pelo —título que me llamó la atención desde el primer momento pero que tiene su explicación— el lector se encontrará con un nuevo elemento que distingue a esta novela de las dos anteriores: el romántico, pues el inspector quedará prendado desde el primer momento de una de los testigos que investigarán en la escena del crimen, y esa obsesión y pasión suya por este personaje quedará latente a lo largo de la narración, poniendo incluso en peligro su carrera. De hecho, como se nos adelanta en la sinopsis, las pulsiones sexuales se mezclan con el crimen, la intriga y el suspense, y donde antiguas deudas darán sentido a un presente totalmente inesperado

El lector se encontrará a lo largo de los veintitrés capítulos de corta extensión, más un prólogo y un epílogo en los que está estructurada la novela con una lectura amena y fluida, narrada a dos voces: el prólogo y el epílogo están relatados por un narrador onmisciente y el cuerpo de la novela en primera persona, pues es el propio inspector quien lo hace de forma epistolar porque tiene que dar una charla ante los alumnos de la Academia de Policía. La leí en formato digital y, prácticamente, en dos sentadas. Son pocos personajes que desfilan por sus páginas, todos bien construidos, pero a los que conoceremos de forma dosificada porque de esta forma también el autor logra que prestemos más atención en ellos, para ver si descubrimos que algunos de los detalles que nos ofrece nos ayuden a averiguar quien está detrás de ese crimen y los motivos que han llevado a cometerlo. Porque, los pocos vecinos que viven en ese edificio tendrán algún motivo que les señalen como sospechosos, por su relación que tenían con el asesinado. Pero, como ya comenté anteriormente, el autor hilvana una trama consistente en la que logrará que la intriga se mantenga hasta el epílogo.


Biografía:

Fernando de Cea (Madrid, 1958) es capitán de fragata de la Armada, licenciado en Economía y crítico de cine. Colaborador habitual de revistas culturales, ha publicado artículos, reseñas y críticas en prensa escrita, medios digitales y en su blog de cine, El blog de Ethan (elblogdeethan.blogspot.com). Es autor de las novelas, Puentes y Sombras (ABEC Editores, Sevilla, 2012), Cenizas para un blues (Ediciones En Huida, Sevilla, 2014) y El suave roce de tu pelo (finalista en el I premio “Alféizar” de novela, 2016), y del ensayo, El autoremake en el cine. ¿Obsesión o repetición? (T&B Editores, Madrid, 2014). En 2014 gana el premio local del IV Certamen Internacional de Novela Corta “Giralda” con la obra La habitación 104, editada en Azucenas de bronce (ITIMAD, Sevilla, 2014). Sus libros, reseñas, entrevistas y demás documentación multimedia pueden consultarse en www.fernandodecea.com.
Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de Amazon. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña y fotografía del autor, de google imágenes. 


lunes, 28 de noviembre de 2016

Sorteo 5º Aniversario (IV): Ganador












Ya tenemos ganadora: 





  • Tatty


Tienes 48 horas de plazo para remitirme tus datos postales a mi correo electrónico, franciscoj.portela@telefonica.net, para derivárselos a la autora de La galería de los susurros, Teresa Hernández, que será quien te envíe el ejemplar dedicado. 

Si transcurrido este plazo no recibí los datos solicitados, volvería a realizar un nuevo sorteo.

No me hago responsable de la no recepción, deterioro,  o pérdida del mismo.

Enhorabuena a la ganadora y, a los demás, gracias por participar en este sorteo. 

Sumergido en...(48/2016)













Comenzamos una semana en la que despedimos el mes de noviembre y recibimos diciembre, con todo lo que este mes significa. En cuanto a lecturas se refiere, estoy terminando la novela de Fernando de Cea, El suave roce de tu pelo, de la que me falta un 19% para terminarla. Hablo en % porque la estoy leyendo en formato digital, pese a que está editada en papel. Como no llega a 200 páginas (190, exactamente), se puede leer perfectamente en este formato. Ya adelanto que me está gustando. Para mi, en mi modesta opinión, considero que es la que más me gusta de las tres que tiene publicadas hasta la fecha y diría que la más literaria.  

De nuevo me encuentro con un libro de relatos apetecible: Papel, papel y tinta, de Paloma Ulloa. (enlace editorial)

Sinopsis: 

Como Vladik, el protagonista de «Papel, papel y tinta», el primero de esta colección de relatos, Paloma Ulloa tiene la necesidad de contar todo lo que ve, piensa y siente. De esta necesidad surgió la idea de escribir un cuento al día durante un año, cuentos que fue publicando a diario en su blog. Tras Postales en el tiempo (Ediciones Buchmann) en el que publicó una primera selección de aquellas historias, llega esta segunda entrega, Papel, papel y tinta, en la que Paloma reúne otros 49 relatos cuidadosamente seleccionados y revisados que recorren géneros, temáticas, escenarios y épocas que resumen sus gustos e inquietudes como escritora y lectora. En ellos se recogen preocupaciones intemporales mezcladas con otras muy pegadas a la actualidad, en los que los personajes son una pieza más de la maquinaria de una sociedad que, a veces, consigue domeñarles convirtiéndoles en secundarios pero que, otras, los personajes se revelan transformándose en protagonistas.  (284 pág., rústica con solapas)


En cuanto a sorteos se refiere, doy a conocer la lista de participantes en el que un ganador llevará un ejemplar en formato papel de La galería de los susurros, de Teresa Hernández. Me sorprendió que tan solo haya seis participantes; para mí es una de las mejores lecturas del año. A continuación paso a publicar la relación de quienes toman parte en el sorteo. Si hay alguien que haya participado y ve que no figura en la lista, que me lo comunique, se comprobará la reclamación y, si procede, será admitido

Carmen CG

Ful Navalón

Tatty

La isla de las mil palabras

Laky

Inquilinas Netherfield

Esta tarde, sobre las 20:00 conoceremos el nombre del ganador. Será la autora, Teresa Hernández, quien le haga llegar el ejemplar dedicado. No me responsabilizo de la pérdida o extravío del mismo o de que llegue deteriorado a su destino. 


viernes, 25 de noviembre de 2016

Los hijos del senador, de Olga Romay
















Datos técnicos:

Título: Los hijos del senador
Autora: Olga Romay
Editorial: Ediciones B
1ª edición: junio/2016
Encuadernación: tapa dura con sobrecubierta
Idioma: Castellano
ISBN: 978-84-666-5940-6
nº pág.: 692


Sinopsis:

El senador Servilio, casado cinco veces, ordenó a sus hijos que no se moviesen de su villa de Campania mientras durase la guerra entre César y Pompeyo. Él partió a unirse a este último, pero antes nombró al mayor de sus hijos pater y les entregó una lista de tres hombres en los que podían confiar en caso de peligro.

Desobedeciendo a su padre, los muchachos vuelven a Roma,pero ahora la ciudad es peligrosa y César se dispone a tomarla de un momento a otro. Con un padre ausente, fortuna y belleza, se dejan llevar por los placeres de la urbe sin darse cuenta de los riesgos que corren. Sus madres, patricias romanas de elevada posición, no tienen más remedio que intrigar para que sus hijos sobrevivan a l a guerra civil que se avecina.

En una ciudad abandonada a su suerte, carente por completo de gobierno, los hijos del senador descubrirán que las luchas por el poder y las intrigas están más cerca de lo que creen y que terminarán enredándose en sus vidas aunque no lo quieran.



Opinión Personal:




Si hay algo que agradezco en una novela de ficción histórica es que el autor o autora de turno me transporte a la época en la que se desarrolla la trama y que recree los hechos históricos que en ella ocurrieron o pudieron haber ocurrido perfectamente, por la credibilidad de los mismos, teniendo en cuenta para ello la labor de documentación en la que se basan, con las licencias que se suelen tomar en estos casos, al aprovechar las lagunas que se encuentran en la fase de investigación. Pero, sobre todo, lo que más agradezco es que tenga ante mi una historia contada de una forma amena y fluida, evitando en lo posible datos farragosos que no hacen más que entorpecer la lectura. Y creo que todo esto que acabo de comentar lo cumple perfectamente la escritora lucense afincada en Madrid, Olga Romay, en su novela Los hijos del senador.

También quería hacer mención al hecho de que rescate personajes olvidados en la historia y que merecen ser recordados por el papel que desempeñaron en ese período de la Antigua Roma. Sin duda alguna, en Los hijos del senador el lector se va a encontrar con un ramillete de personajes, sobre todo secundarios, de los que seguramente muy poco sabrá; por lo menos, eso me pasó a mi. Personajes todos ellos magníficamente construidos, que parecen cobrar vida propia, y memorables. Domicio Enobarbo, Casio Quinto Longino, o Aulio Gabinio, son un claro ejemplo de ello, sin olvidarnos del papel que desempeñan en la novela figuras femeninas de la época como Fulvia o Arsínoe. A ellos, habría que añadir otros ya más conocidos como el propio Julio César, Octavio o Marco Antonio.
(Julio César y Pompeyo)
Y es en este contexto histórico cuando Olga Romay aprovecha lo que acabo de comentar anteriormente: nos presenta a la gens Servilia que, como nos aclara en la nota del autor que nos encontramos al final de la novela, es totalmente ficticia aunque, para su creación, parte de un senador que sería tatarabuelo de estos personajes, que sí existió. Así es como conoceremos a Servilio, a quien vemos cómo en el capítulo primero acude a una sesión de la Curia Hostilia, el lugar de reunión del Senado, que sería el desencadenante de la guerra civil entre Julio César y Pompeyo. Después de la relación de los personajes principales que figura al principio de esta novela, la autora nos ofrece el árbol genealógico de la gens Servilia. De esta forma, el lector tendrá una idea más clara de los personajes que forman parte de ella por si en algún momento dado de la lectura queremos comprobar quién es el miembro de esta familia que nos presenta el narrador omnisciente. Aunque la presencia del senador Servilio es más bien testimonial, porque solo tomará parte activa en los dos primeros capítulos de la novela y en el desenlace, el lector sí tendrá información sobre él como personaje pasivo, ya que a base de saltos en el tiempo conoceremos algunos aspectos de su vida. En su ausencia, nombrará pater familias a su hijo mayor, Mario, con todas las atribuciones que este hecho conlleva. Sí tendrán un papel predominante sus cinco hijos, sin olvidarnos de la abuela Honoria, que tendrá una presencia destacada en algunas fases de la narración.

Pese a que Servilio advierte a sus hijos que no abandonasen la villa de Campania mientras durase la guerra civil, pronto desobedecieron las órdenes de su padre: son adolescentes y, al verse libres de la figura paterna, quieren ir a Roma pese a la inseguridad que se vive en la ciudad. Deciden dejarse llevar por los placeres de la urbe sin darse cuenta de los peligros que corren por ello, descubrirán que las luchas por el poder y las intrigas están más cerca de lo que creen y que terminarán enredándose en sus vidas aunque no lo quieran. Habían sido reclamados por su padre al haber ejercido sobre ellos la patria potestad, para que así estuviesen más seguros ante el inminente estallido de la guerra civil y su decisión final de formar parte del ejército de Pompeyo. Por eso Lucio, el liberto del senador y administrador de su villa tiene que hacer uso de la lista de tres hombres que le había facilitado en los que podían confiar en caso de peligro.

Quería destacar también, a parte del papel que desempeñan las anteriores esposas de Servilio, la presencia de su quinta esposa, Cloe, que ofrecerá al lector una visión distinta de la ciudad desde el punto de vista de una extranjera. Cloe fue enviada a Roma por su hermanastra Arsínoe para llevar a cabo una misión, que le dará a la novela un plus de interés que ya de por sí tiene la trama. La presencia de la actual esposa del senador Servilio nos llevará a trasladarnos en algunos episodios a Alejandría, a través de saltos en el tiempo.

Sin duda alguna, lo que más me hizo disfrutar de Los hijos del senador es el viaje literario en el que pude visitar cada uno de los rincones de la Antigua Roma, en los comienzos de la guerra civil entre Julio César y Pompeyo, aunque sus habitantes procuraban que la vida cotidiana siguiera su curso, pese a que la falta de seguridad reinaba en el ambiente. El lector se encontrará con un fresco costumbrista de la capital de la República y, como se dice en estos casos, disfrutará de una visión de la misma en tres dimensiones, por la exquisita recreación que la autora hace de la ciudad de los césares. En este apartado, destacaría el capítulo que tiene lugar en la llamada Cloaca Máxima, en donde empezaría a cambiar la relación entre los hermanos. Quería resaltar también el papel que desempeñaba la mujer en Roma en aquella época, en donde su poder es claramente palpable, como se verá a lo largo de los catorce extensos capítulos en los que se estructura la novela, sobre todo en lo que a las matronas patricias se refiere, aunque también seremos testigos de las rivalidades encarnizadas entre ellas, pese a las engañosas apariencias que presentan en sus relaciones ante los demás. La autora también recreará escenas propias de ceremonias civiles y religiosas.

Creo, en mi modesta opinión, que la autora dosifica perfectamente los episodios costumbristas con los que nos trasladan a la guerra civil, para que el efecto bélico no cause en el lector esa pesadez que en otras ocasiones es latente. En este sentido, diría que el lector apenas tiene ante sí escenas bélicas propiamente dichas, pese a que asistiremos al asedio de Corfirium o en el desenlace de la novela seremos testigos de lo que ocurre en la batalla de Farsalia, de la que me gustó el enfoque que le da la autora a la misma, y en donde se cierran perfectamente las líneas argumentales de la novela.


Los hijos del senador es una novela de ficción histórica bien escrita, que gustará a los lectores que disfrutan con las novelas ambientadas en la Antigua Roma en la que, con un ritmo fluido y lectura amena, Olga Romay ofrece un magnífico fresco de la ciudad de los césares en el siglo I a. C.


Biografía:


Olga Romay es una escritora lucense afincada en Madrid. Licenciada por la Universidad Complutense en Ciencias Económicas y Empresariales. Compagina su labor como profesora en un instituto con sus estudios de doctorado en Historia Antigua y su vocación literaria. En el año 2007 publicó su primera novela, El jugador de ajedrez, con la que había quedado finalista en el VIII Premio de Narrativa Torrente Ballester. Tiene predilección por perseguir en los recovecos de la historia a esos personajes olvidados a la sombra de los poderosos.

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía de la autora, tomados de la web de Ediciones B. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña y fotografía de Olga Romay, de Google Imágenes.