viernes, 24 de febrero de 2017

La chica de las fotos, de Mayte Esteban













Datos técnicos:


Título: La chica de las fotos
Autora: Mayte Esteban
Editorial: Harlequín (Harper Collins Ibérica)
1ª edición: 4 de junio de 2015
Formato: Ebook (enlace)
Idioma: castellano
ASIN: B00Y2IDBB6
nº Pág.: 258
Precio: 2,84€



Sinopsis:


Rocío, camarera de pisos de un hotel rural y escultora en sus ratos libres, vive al borde de un ataque de ansiedad: el día de su boda está a la vuelta de la esquina, faltan muchos detalles por concretar aún y su novio no ayuda. Para colmo, se encuentra con que tiene que trabajar horas extra en el hotel. Todo debe estar impecable para la llegada de Alberto Enríquez y Lucía Vega, la pareja de actores de cine más rutilante del momento. Cuando aparecen, a Rocío le ocurre algo que no logra entender. Es verdad que Alberto tiene un físico imponente y una mirada terriblemente sexy, pero lo que empieza a sentir es desconcertante e inoportuno, y por ello lo trata de manera fría, hasta brusca.
Alberto enseguida descubre que Rocío no es la típica muchacha encandilada por un famoso y justo eso es lo que llama su atención. Sin embargo, algo se le escapa: ¿por qué Rocío evita mirarlo a los ojos? Impaciente por descubrirlo, idea mil maneras de tropezar con la esquiva camarera. Con lo que no cuenta es con que la prensa sensacionalista es capaz de cualquier cosa con tal de lograr una exclusiva.


Opinión Personal:


Es la tercera novela que leo de Mayte Esteban —el cuarto título contando su magnífico relato Oasis de Arena (reseña)— y con la que quedó finalista en el III Premio Digital HQÑ. Creo que la gran mayoría de quienes leyeron alguna de las que tiene publicadas hasta la fecha, están de acuerdo en que es una autora que deja huella en el lector y repite con su narrativa: sabe cómo conquistarnos y nunca defrauda con las historias que nos ofrece. Y es que son unas historias sencillas, cercanas y, aunque dado el carácter previsible del género, logra mantener nuestra atención con algunos giros provocados al efecto y así hace que nos preguntemos por qué los personajes han tenido determinadas reacciones con las que no contábamos
 
En La chica de las fotos lo primero que me llamó la atención fue su portada. Es sencilla pero, al mismo tiempo, un claro resumen de lo que el lector se encontrará en la novela. Y lo digo tanto por el título como por la fotografía que la ilustra. Aunque si bien a primer vista puede que no diga mucho, seguro que después de leerla el lector estará de acuerdo en que la portada es perfecta: si comento algo sobre ella, incluso corro el riesgo de desvelar más de la cuenta. En mi caso, la sinopsis, la portada y la muestra gratuita de Amazon que ofrece la posibilidad de iniciar su lectura, me animaron a comprarla.

Creo que quienes siguen la carrera literaria de Mayte Esteban estarán de acuerdo en que esta novela que hoy reseño está más cerca de Detrás del Cristal (reseña) que de La arena del reloj (reseña). No solo porque ambas son catalogadas como novela romántica, sino porque también estamos ante una novela de segundas oportunidades. Pero en La chica de las fotos el lector se encontrará con algo más que una novela romántica al uso, pues en ella hay una clara crítica social en torno al mundo de los famosos —en este caso es el cine y todo lo que hay de verdadero y falso en torno al llamado séptimo arte—, con el tema de la rumorología como base de esa crítica de la que comento; o la importancia que tienen las redes sociales en los contactos virtuales entre quienes las frecuentan: en no pocas ocasiones finalizan en algún tipo de relación más cercana. Y, lo que se agradece también, son los momentos de humor que nos ofrece en algunas fases de la narración, provocados sobre todo por Víctor, el hermano adolescente del actor Alberto Enríquez, o Gigi, la tía de Rocío y que vive en Madrid, un peculiar personaje que provoca, cuando menos, sonrisas en las escenas en las que aparece. 
 
«Lo son, pero no son más basura que esa que se lanza en ámbitos más privados y que encima permanece, que no la borra de un plumazo el sucesivo rumor de la semana siguiente». (Extracto del diálogo entre Alberto y Rocío en torno a los rumores-cap. 19).

Mayte Esteban se caracteriza también por cuidar la construcción de los personajes y la ambientación. Pese a que estamos ante una novela de poco más de 250 páginas, los perfiles de éstos están bien construidos, y poco a poco nos iremos familiarizando con ellos y conociendo su pasado y su personalidad. En cuanto a la ambientación espacial, el lector se trasladará al pueblo ficticio de Grimiel y a Madrid; aunque, en esta ocasión, las alusiones a esta ciudad son muy veladas, porque lo que más interesa es lo que ocurre en torno a los personajes. Pero en donde más profundiza la autora es en las escenarios que nos ofrece de Grimiel que, pese a que es una ubicación creada por su imaginación, y de la que nos hace unas descripciones concisas, nos podemos hacer una perfecta idea de cómo son esos espacios por los que se mueven los personajes, porque tal y como se describen se hacen muy visuales. Pero también están magníficamente descritas los sentimientos y las emociones, e incluso los momentos de tensión que se producen en algunas escenas
 
La chica de las fotos es una novela escrita con un lenguaje sencillo, aunque también nos ofrece algunos fragmentos escritos de forma elegante en los momentos donde la sensibilidad es más palpable, de lectura amena y ritmo ágil, dinámica y unos diálogos muy vivos, y que se vuelven por momentos muy interesantes, de los que podemos extraer algunas reflexiones, sobre los ya mencionados rumores y sobre las apariencias en general.


Biografía:


Mayte Esteban nació en Guadalajara y reside actualmente en Segovia. Se licenció en Geografía e Historia por la Universidad de Alcalá de Henares y escribe desde que era muy joven. Es autora de cuatro novelas de diferentes temáticas: La arena del reloj (2011), Su chico de alquiler (2011), El medallón de la magia (2012) y Detrás del cristal (2013). En verano de 2015 su novela La chica de las fotos, con la que quedó finalista en el III Certamen HQÑ, estuvo entre las novelas más vendidas de su editorial en las principales plataformas digitales.

Ha ganado dos premios en concursos de narraciones breves con los relatos La vida en papel (2008), una historia sobre sueños rotos, y El reflejo (2009), que es la historia inventada del cuadro de Velázquez La Venus del espejo.

En la actualidad administra el blog El espejo de la entrada.

Nota: Datos técnicos y sinopsis, tomados de Amazon. Biografía de la autora, de reseñas anteriores de este blog. Fotografía de Mayte Esteban: google imágenes (web de MundoPalabras).





















jueves, 23 de febrero de 2017

Novedades editoriales

Espasa (Grupo Planeta): 





Sinopsis: 


Macarena es una mujer al filo de los cuarenta que, tras una trayectoria fulgurante en la empresa privada, entra en la política en las filas de un nuevo partido, donde pronto se convierte en la mano derecha de su secretario general. Elegida diputada, asume sus responsabilidades con una firmeza y dedicación que enseguida le pasan factura en su vida privada y procuran muchos y peligrosos enemigos.
La crisis estalla cuando la prensa publica un turbio asunto que salpica a su familia y se hace eco de los rumores que apuntan a que su marido se ha valido del cargo que ella ostenta para sus negocios. A partir de ese momento, con su matrimonio a la deriva y puesta en tela de juicio por sus correligionarios, Macarena se enfrentará a la cara más amarga de la política y al linchamiento mediático. Una batalla de la que es imposible salir indemne.  (328 pág., tapa blanda con solapas)

Agencia Sandra Bruna: 



Sinopsis: 

Cinco jóvenes creativos e inquietos, estudiantes de Bellas Artes, se conocen en un viaje a París que, aunque tan solo durará cuatro días, les marcará para siempre.
Lo recordaran el resto de sus vidas y será como un anclaje a los años de sus mayores anhelos. Marc, Mateu, Lídia, Ada y Santi entrelazan sus vidas y, a pesar de sus aparentes diferencias, parece que nada pueda romper lo que tienen en común y aquello que más valoran: su amistad.
Pero la vida sigue su curso, y sus caminos se irán separando de aquellos años de juventud en los que todo era puro instinto y ambición. La realidad, cruel y práctica, se impondrá sin miramientos, y también lo harán adversidades como la desgarradora separación de Marc y Lídia, que después de muchos años juntos romperán una relación que va mucho más allá de ellos dos, afectando profundamente al resto de amigos. (288 pág., tapa blanda)

Plaza & Janés (PRH): 


Sinopsis: 


Stephen King nos presenta en El bazar de los malos sueños una excepcional selección de relatos, algunos nuevos y otros revisados en profundidad. Cada uno viene precedido de su propia introducción, donde habla sobre sus orígenes y sobre los motivos que lo llevaron a escribirlo, incluyendo aspectos autobiográficos.
Aunque han pasado ya treinta y cinco años desde que escribió su primera colección, Stephen King sigue deslumbrándonos con su maestría en el género. En esta ocasión trata temas como la moralidad, la vida después de la muerte, la culpa y lo que corregiríamos del pasado si pudiéramos ver el futuro. (608 pág., tapa dura con sobrecubierta)


Impedimenta: 



Sinopsis: 

Dos chicas que charlan por el móvil mientras esperan a los invitados. En la calle se escuchan disparos y explosiones; hasta que un día la televisión empieza a hablarles, animándolas a que huyan. Un pobre diablo que sirve mesas disfrazado de Buda, gracias a una tecnología de quita y pon que te echa cien kilos encima y se que fusiona con tu carne a nivel ADN; el problema llega cuando el software que administra su traje de carne deja de funcionar y el servicio técnico te deja en espera. Un ministro que recibe instrucciones para perpetrar un chanchullo urbanístico que a la postre resulta ser otra cosa, mucho más oscura. Los drenados, individuos que tras ser enchufados a una computadora generan audiovisuales basados en sus vivencias, y protagonizan una producción televisiva ambientada en una Andalucía soberana que tras una guerra fraticida se ha convertido en una combinación de Marruecos con Corea del Norte. Dos homosexuales en estado de narcosis, en eterna búsqueda de un significado, tirados en la cama, mirando una caja de opciones.  


Sinopsis: 

En el idílico pueblo de Fairview, Connecticut, sus habitantes llevan una vida tranquila, sin sobresaltos… 
Hasta que una noche, durante una fiesta, la joven Jenny Kramer sufre una brutal agresión. Pocas horas después se le administra un fármaco polémico para borrar de su memoria las secuelas del violento ataque. Durante las semanas y meses posteriores, mientras se cura de las heridas físicas, Jenny, no recuerda lo ocurrido, pero se debate entre las turbulencias de su memoria emocional… Obsesionado por el hecho de no poder encontrar al agresor, su padre, Tom, busca justicia por su cuenta, mientras la madre, Charlotte, se esfuerza por fingir que el horrible episodio no ha afectado al mundo que con tanto esmero se había construido. 
Los esfuerzos de Tom y Charlotte por ayudar a su hija sacarán a relucir las grietas de su vida conyugal y quedarán al descubierto las estrechas relaciones vecinales, donde nada es lo que parece… El horror se convertirá en una búsqueda sin tregua de un monstruo que ha invadido el pueblo, o lo que es peor, pueda que incluso viva entre ellos… 
Un thriller psicológico que nos conducirá a un desenlace tan impactante como inesperado. (352 pág., rústica con solapas)

miércoles, 22 de febrero de 2017

Marzo: mes de la familia











Tenemos un nuevo mes temático a las puertas. Laky, la organizadora del Reto Genérico (enlace), nos invita a participar en el mes de la familia correspondiente al mes de marzo, que ya está a la vuelta de la esquina. ¿Y en qué consiste?: en leer y reseñar libros relacionados con la familia durante el mes de marzo

Y, como es habitual en estos meses temáticos, el género se toma en el sentido más amplio: sagas familiares,  o novelas que, sin incluir varias generaciones, cuenten la historia de una familia. Títulos como Diamante Azul, de Care Santos, La lengua de los secretos, de Mikel Abrisketa, los libros de Kate Morton o de Sarah Lark, entre otros

Como siempre, publicamos una entrada anunciando nuestra participación en este mes temático, y lo actualizaremos con las reseñas de las novelas que leamos encuadrados en este mes temático. Manifestaremos nuestra voluntad de participar en la entrada que publica Laky en su blog

En este enlace están las bases para poder participar en el mes temático de la familia. 




lunes, 20 de febrero de 2017

La ciudad, de Luis Zueco




















Datos técnicos:

Título: La ciudad
Autor: Luis Zueco
Editorial: Ediciones B
Primera edición: noviembre/2016
Encuadernación: tapa dura con sobrecubierta
Idioma: castellano
ISBN: 978-84-666-6011-2
Nº páginas: 512



Sinopsis:

Año 1284. Cae la noche en una de las ciudades medievales más bellas del mundo. Poderosas montañas y murallas inexpugnables la protegen de los reinos que la rodean y codician.

¿Te atreves a caminar por sus estrechas calles, por sus empinadas cuestas y sus asombrosos rincones?

Empieza a oscurecer. Sientes frío. Escuchas los rumores acerca de las inexplicables muertes que se están sucediendo. De los secretos que esconden los gremios. De la peligrosa mujer encerrada en las mazmorras.

Las puertas se cerrarán pronto. Corre.

Una noche más, nadie podrá escapar de la ciudad.



Opinión Personal:


Luis Zueco (Borja, 1979) está deleitando a los seguidores de su carrera literaria con una trilogía dedicada a la Edad Media. Son tres novelas de temática distinta, de las que ya están publicadas El castillo (reseña) y La ciudad. Pero sólo les une el período en el que están ambientadas: la trama de El castillo transcurre durante el siglo XI, y la de La ciudad en el último tercio del XIII. Es un disfrute sumergirse en su lectura porque me transportó literariamente a ese período de nuestra historia. Si en El castillo fui testigo directo de la construcción del castillo de Loarre, ahora me vi adentrándome por las estrechas calles, empinadas cuestas y asombrosos rincones de Albarracín, mientras leía La ciudad.

En el prefacio y en la nota del autor que acompaña al cuerpo de la novela, Luis Zueco nos explica el motivo por el cual La ciudad está ambientada en Albarracín. «Esta novela quiere rendir homenaje a la belleza patrimonial de Albarracín, a la recuperación que se ha realizado en su patrimonio y a su olvidada historia».
(Albarracín)
Pero lo que más me fascinó de La ciudad es la clara influencia que hay en ella de El nombre de la rosa, de Umberto Eco. De hecho, antes de adentrarnos en el cuerpo de la novela hay un fragmento extraído de la obra que tanta fama le dio al autor italiano. «No todas las verdades son para todos los oídos». El ambiente claustrofóbico que domina la trama, el misterio, los asesinatos que se cometen, las investigaciones que se realizan para esclarecerlos y el paralelismo entre algunos personajes de una y otra novela creo que son, en mi modesta opinión, un claro ejemplo de ello. De hecho, cuando aparecían en escena el dominico fray Esteban y el joven sacerdote Martín, me venían a la memoria Guillermo de Baskerville y Adso de Melk. Incluso coinciden en la voz narradora: si en El nombre de la rosa era Adso de Melk quien contaba la historia en primera persona, es Alodia la narradora de los 74 capítulos en los que está estructurada la novela. 

Pero también el lector se encontrará con claras alusiones metaliterarias en algunos de sus personajes, bien en torno a lo que significan los libros para ellos o con alusiones a algunos en concreto, como las menciones que se hace a Las mil y una noches o la General Estoriaque mandó escribir Alfonso X El Sabio en la Escuela de Traductores de Toledo «Él sabía que conocer la historia daba poder, que la historia es un arma, tan poderosa como la mejor espada y mucho más difícil de controlar y detener»(pág. 336); bien hablando sobre lo que significan para ellos. Me quedo con este fragmento, que bien se puede aplicar a nuestros días, al igual que otros comentarios que sobre su pasión por los libros: «El conocimiento es poder, leer es como entrenarse para la guerra. Un buen guerrero debe practicar con la espada...En mi caso, y en el de Ayub, hay que poseer sabiduría, conocer la historia, las pasiones de los hombres, sus debilidades, sus deseos. La vida es una lucha sin cuartel, y todo conocimiento nos hace más fuertes para la batalla (pág. 283)
(Torre de doña Blanca-Albarracín)
Si en El castillo asistimos a la construcción de uno de los monumentos militares más importantes de Europa, como es el castillo de Loarre, en esta ocasión seremos testigos del día a día en una ciudad medieval, en donde la vida comienza a trasladarse a las ciudades, se revitaliza el comercio, surgen nuevas órdenes religiosas para hacer frente a nuevos desafíos, como responde Luis Zueco a una interesante entrevista que le hacen en la web de Todoliteratura, pese a que, como advierte la narradora en el prólogo «pese a que durante cuatro meses fue el centro de la cristiandad», porque buena parte de la trama transcurre durante el asedio al que es sometido Albarracín por Pedro III de Aragón, hecho histórico del que el lector tendrá conocimiento a lo largo de los capítulos, aunque en un segundo plano. Pero si El castillo es una novela en la que cobra un claro peso los hechos históricos de la época, en La ciudad creo que, aunque el momento histórico que abarca la novela está presente por el rigor histórico que le confiere el autor a sus novelas, prevalecen más los rasgos propios de un thriller, en donde la intriga, el misterio y la investigación que se realiza para esclarecer los asesinatos que se cometen atrapan al lector. En este sentido, la intriga está asegurada porque el autor nos presenta varios posibles culpables, pese a que detienen a Alodia como principal sospechosa. Y es que a medida que se iban sucediendo los episodios y las actuaciones de algunos personajes, me hacían pensar que cualquiera de ellos podía ser su autor, pero no será hasta el desenlace cuando el lector sepa quién y por qué los cometió. Creo que aquí Luis Zueco utiliza una de las reglas básicas de una novela policíaca, que no es otra que despistar al lector a la hora de averiguar quién es el culpable de esas muertes.
(catedral de Albarracín)
Luis Zueco dice en la nota del autor que «La ciudad representa esa sociedad que comienza a abrirse, el floreciente comercio, el auge de los gremios la importancia de su sede episcopal. Con la ciudad me refiero tanto al reconocimiento que supone, pues de hecho Albarracín es un señorío, sino el espacio urbanístico donde se desarrolla toda la trama, diferenciando ese escenario intramuros del resto de aldeas y tierras que conformaban el señorío». Y esto que comenta queda perfectamente reflejado a través de un variopinto mosaico de personajes que desfilan por sus páginas, todos ellos magníficamente construidos. Al igual que en El castillo, dominan los de ficción, aunque también nos encontraremos con algunos históricos, pero su aparición será más bien puntual. Aunque en un principio estamos ante una novela coral, el desarrollo de la trama cobra mayor interés desde el momento en el que entra en escena Alodia, una mujer que se va a convertir en la protagonista de la novela con el paso de los capítulos, pero es mejor que sea el lector quien descubra los rasgos que la definen. El personaje por excelencia de esta novela es Albarracín, que se nos presenta con una ambientación exquisita. Diría incluso que estamos ante una novela muy visual, porque tal y como describe los escenarios, podemos imaginarnos perfectamente cómo son cada uno de ellos. Como ya comenté en alguna ocasión, creo que en esto influye la gran afición a la fotografía que tiene Luis Zueco.

Creo que Luis Zueco nos está ofreciendo una magnífica trilogía sobre la Edad Media, ambientada en enclaves fronterizos bien elegidos para mostrarnos una visión general de cómo era la vida en la Edad Media, ofreciéndonos en cada una de las novelas que la conforman los cambios que se van produciendo en ese período de nuestra historia, a medida que los reinos cristianos ven cada vez más cerca la posibilidad de expulsar definitivamente a los musulmanes.


Biografía:

Luis Zueco (Borja, 1979) es novelista, historiador, investigador y fotógrafo. En la actualidad es el director del Castillo de Grisel, fortaleza medieval convertida en hotel con encanto. Además, es ingeniero industrial, licenciado en Historia y máster en Investigación Artística e Histórica, miembro de la Asociación Española de Amigos de los Castillos, vicepresidente de la Asociación de Amigos de los Castillos de Aragón y colaborador, como experto en patrimonio y cultura, en diversos medios de comunicación.

Su novela El escalón 33 (reseña)  recibió la Mención de Honor en el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza 2012, el Premio al Mejor Thriller Histórico 2012 de la web Novelas Históricas y fue seleccionada en el I Certamen de Novela Histórica Ciudad de Úbeda.

También ha publicado la novela histórica Tierra sin rey y la guía Castillos de Aragón: 133 rutas.

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomadas de la web de Ediciones B. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, de google imágenes. Fragmento de entrevista en web Todoliteratura. 




viernes, 17 de febrero de 2017

Entrevista a Manuel Machuca, autor de Tres mil viajes al sur











El martes de la semana pasada publiqué en este blog mi reseña de Tres mil viajes al sur, de Manuel Machuca. Hoy publico en mi blog una entrevista en la que el autor sevillano nos comenta un poco sobre los entresijos de esta novela testimonio y de denuncia social que merece la pena leer, aunque no sea comercial.


Biografía:


Manuel Machuca (Sevilla, 1963) debutó como novelista con Aquel viernes de julio (reseña), obra que se desarrolla en su ciudad natal durante los primeros meses de la Guerra Civil española; a ella le siguió El guacamayo rojo (reseña), la historia de tres generaciones de emigrantes andaluces en Brasil. Con Tres mil viajes al sur llega a finalista del Premio Ateneo de novela de Sevilla en 2015. Ha publicado relatos en las antologías Relatos de farmacéuticos (2006), Hidra verde (2015) y también en la revista argentina Motor de ideas.
Antes de su irrupción como novelista, ha colaborado con artículos en los diarios del Grupo Joly, en Cambio 16 y en Cuadernos para el diálogo, obteniendo en 1997 el Premio periodístico de la Fundación Avenzoar.
Asimismo, fue cooperante durante la Guerra de Ruanda en 1994, y desde el año 2000 imparte conferencias en diversos países de Europa y América Latina para formar a profesionales que deseen ser agentes transformadores del cambio, actividad que comparte con otras de voluntariado con personas en riesgo de exclusión social en un barrio de Sevilla considerado como marginal por quienes no han tenido la oportunidad de acercarse a las personas que lo habitan.


Entrevista:


1) Francisco Portela.- Gracias por concederme esta entrevista, Manuel. Creo que merece la pena que los lectores conozcan un poco más qué les ofreces en Tres mil viajes al sur.

Manuel Machuca.- Muchas gracias a ti por ayudarme a que más lectores puedan saber de ella y así dar a conocer historias que suceden alrededor de nuestros pueblos y ciudades, a un paso de donde vivimos.

2) F. P.- Creo que el título de Tres mil viajes al sur indica claramente tu grado de compromiso como voluntario que se preocupa por personas como las que se ven reflejadas en la novela.

M. M.- No sé si realmente lo refleja o no. Me gustan los títulos ambiguos, que haya que profundizar en ellos para encontrarles el verdadero sentido. Podía ser una novela de viajes. El sur, para quienes me conocen, que saben que ha sido mi destino vital muchas veces, podría ser África o Iberoamérica. El guacamayo rojo señalaba otro sur diferente al que muestro aquí. De todas formas, no es mi pretensión mostrarme ni como voluntario ni como persona comprometida porque, aunque es cierto que intento ejercer como tal desde que en 1994 estuve de cooperante en un campo de refugiados de la guerra de Ruanda, creo que sería una falta de respeto hacia esas personas alardear de lo que yo pretenda hacer, cuando está más que claro que a quien de verdad benefician las actividades de voluntariado es a los voluntarios. No obstante, sí que me preocupan estas personas, tan desconocidas para la inmensa mayoría de nosotros, y esta novela pretende ser un modesto homenaje de agradecimiento a quienes tanto me han dado a lo largo de estos años.

3) F. P.- ¿Sentías la necesidad de escribir una novela que removiese la conciencia del lector ante los problemas que hoy día afectan en cualquier rincón de nuestro país a los excluidos por la sociedad?

M. M.- Sentía la necesidad de agradecer a las personas que me permiten que las acompañe, y entendí que la mayor muestra de afecto hacia ellos que podía tener era darles visibilidad, mostrar cómo viven, pero no ha sido mi objetivo remover la conciencia de nadie. Ya somos mayorcitos todos y cada cual tiene su propia sensibilidad. Sólo he pretendido mostrar, y que cada cual reflexione si es que pretende hacerlo. Creo profundamente en la literatura como lugar de intercambio de experiencias entre un autor y un lector, y que cada cual, escritor y lector saque sus propias conclusiones del texto sin intención de manipular las emociones de cada cual. Autores y lectores debemos salir transformados a partir de una obra y a ello debemos llegar lo más libres que se pueda.

4) F. P.- ¿Y no tendría que ser la propia sociedad la que se preguntase por qué margina a quienes tendrían que formar parte de ella? ¿Tan insolidario es el ser humano, Manuel?

M. M.- No creo que seamos insolidarios, lo que pasa es que históricamente hemos estado manejados por los poderosos y pensamos que tenemos poca capacidad de acción, que carecemos de fuerza para cambiar el mundo. Desarrollamos diversas formas de vasallaje desde tiempos inmemoriales, sin darnos cuenta de que sí se pueden cambiar las cosas. No hay por qué tener miedo a hacerlo. La marginalidad es aislamiento a un lado y otro de los muros, es miedo al otro. Y ese miedo lo alimentan quienes no tienen otro interés que el que nada cambie, y lo consumen quienes se contentan con las migajas que los poderosos les echan. Hoy los poderosos se invisibilizan y sólo se muestran a través de sus apéndices, de sus nuevos guerreros, que son los medios de comunicación, que nos meten el miedo en el cuerpo cada vez que ponemos las noticias en televisión, o nos atontan con programas plagados de estrellas imbéciles que hasta pagamos con nuestros impuestos. Más que insolidarios, no reconocemos nuestra capacidad de transformación.

5) F. P.- En uno de los poemas que encabezan los relatos que conforman la novela, la poeta Anabel Caride dice que «Las ciudades son trenes que cruzan sin mirarse». Creo que este verso define perfectamente lo que es una ciudad, un pueblo: cada uno va a lo suyo, ¿no?

M. M.- Pues sí, estamos en la era del yo como único objetivo, lo cual nos hace muy desgraciados porque somos un animal social. En el individuo nunca puede haber éxito para nuestra especie, de ahí que a la vez que individual somos una sociedad profundamente frustrada. Tenemos que volver al pensamiento colectivo. Estamos intoxicados por esa visión anglosajona, deudora del calvinismo, adoradora del éxito como concepto individual, que nos lleva al fracaso como grupo. Hemos prostituido el concepto de libertad, que en su esencia verdadera no tiene que ver con algo propio sino con el respeto a los derechos del otro. Y todo esto genera desigualdad, fracaso institucionaly una profunda infelicidad. Los estados han dejado de ser entidades garantes de los derechos y del desarrollo de las personas y se han convertido en instrumentos coercitivos y de poder de las élites. Hay que poner en valor la esencia de nuestra especie, ese espíritu Ubuntu que defendía la tribu xhosa de Nelson Mandela: somos humanos a través de la humanidad de los otros.

6) F. P.- ¿Crees que la literatura debería de implicarse más en denunciar los problemas reales de los más desfavorecidos?

M. M.- La literatura, como toda actividad artística, debe ayudar a transformar al otro, y contribuir a la transformación del pensamiento puede ser uno de sus fines, nunca el único. El arte es también un reflejo de la sociedad, y como la sociedad hoy, prefiere hoy mirar hacia otro lado, alejarse de todo lo que le pueda causar problemas, no pasar mucho tiempo rasgándose las vestiduras ni escuchando a aguafiestas. Y como espejo del mundo en el que transitamos, muchos escritores prefieren pasar de puntillas por todo aquello que le reste público. Hay muchos autores obsesionados con el éxito comercial, por escribir sobre temas que no molesten, por acercarse a los usos predominantes en lugar de contribuir a transformarlos.

7) F. P.- Pero me imagino que es difícil publicar novelas como Tres mil viajes al sur porque no son comerciales, y lo que prima en literatura es el márketing.

M. M.- Imagino que sí, que es difícil, que en estos tiempos de corrección política, publicar una novela que mucha gente no quiere leer porque prefiere continuar ajeno a lo que sucede a minutos de su casa, es algo complicado. Afortunadamente mis editores en Anantes han confiado en mí desde el principio, y no sólo lo hacen conmigo sino con otros autores que tampoco “van haciendo amigos” con la temática que abordan. Puedo decirte que mi objetivo al escribir no es perseguir ese fantasma voluble y escurridizo que se conoce como éxito, sino expresarme, transformarme como persona a través de la escritura. Y lo que mis novelas me han dado como ser humano es muchísimo más de lo que esperaba. Quizás no tenga el éxito que también desearía, pero me considero alguien muy afortunado.

8) F. P.- ¿Por eso quizás sea la novela negra el género literario que refleja mejor los problemas a los que se enfrenta la sociedad?

M. M.- Eso se dice, que la novela negra es la que mejor representa hoy el llamado realismo social. De todas formas, y para nuestra desgracia, muchos grandes éxitos de la literatura actual retratan también, sin pretenderlo obviamente, lo que es nuestra sociedad actual. ¿O no la retratan las “Cincuenta sombras de Grey” o las “Ambiciones y reflexiones” de Belén Esteban?

9) F. P.- Pero, sin embargo, creo que en la novela negra los marginados suelen forman parte del bando de los malos, ¿no?

M. M.- El marginado tiene siempre la mayor parte de las papeletas para acabar en el bando de los malos por la vida que lleva. Se ha hecho muy poca literatura desde la perspectiva del marginado, desde entender su vida y las circunstancias ambientales y culturales que lo rodean. Para mí es una trampa. Quienes viven en la marginalidad son primero de todo, víctimas de una sociedad brutalmente desigual, que los arroja a actuar al margen de la ley, nunca mejor dicho. Por eso, quienes son capaces de salir de la marginalidad son unos héroes. Al igual que hay muy pocos que son capaces de salir de la marginalidad, también son escasos los que caen en ella viniendo del otro lado. Las personas necesitamos tener la oportunidad de desarrollar nuestras potencialidades, y ese y no otro debería ser el fin de organizaciones creadas por los hombres como son los estados, y esto no pasa. El estado, y sus órganos como la Policía, están al servicio de los poderosos, y por eso los marginados acaban asumiendo el papel de malos y quienes tienen al poder de su parte, de buenos. Una solemne hipocresía, pero entretenida, eso sí, si hablamos de literatura, y que contribuye sin duda a aletargarnos la conciencia.

10) F. P.- Me imagino que, de las tres novelas que has publicado hasta la fecha, Tres mil viajes al sur sería la más compleja de escribir, por el trasfondo de la misma.

M. M.- Ha sido la de estructura más compleja, y sin embargo también la que más rápido he escrito, quizás porque la he escrito en una época de mi vida en la que le he podido dedicar más tiempo a la literatura. De alguna forma, y sin ser consciente de ello, ya comencé a escribir esta novela hace once años, cuando emprendí esta maravillosa aventura de ejercer de voluntario en el Polígono Sur de Sevilla. Sentirme cercano a las personas que viven allí, abrir los oídos y el corazón a su vida, me lo han puesto muy fácil. Escribir esta novela ha sido dejar aflorar toda esa experiencia que comenzó a principios de 2006.

11) F. P.- Y supongo que no fue fácil la labor de documentación para reflejar la historia de las cuatro mujeres que la protagonizan. Por los temas que tocas en la novela, se percibe que has tenido que realizar un trabajo de campo.

M. M.- Yo vengo de la investigación en ciencias de la salud, y para mí la documentación es básica a la hora de escribir. Mucha ha venido de mi propia experiencia, pero también he entrevistado a bastantes personas que me han contado sus historias. La gente que vive en estos barrios es muy sencilla, y a pesar del dolor de muchas de sus relatos siempre estuvo abierta a hablar y a contar. Sí tuve más dificultades para acceder a las vidas más desconocidas para mí, las de los africanos. Pero tuve la colaboración de la poeta uruguaya afincada en Sevilla María Magdalena Blanco Odriozola, que me facilitó contactos con ONGs para poder acceder a ellos, y de Mohamdi Freesahara, con el que pateé muchas calles y entrevisté en cruces de semáforos de las afueras a personas que han venido a ganarse la dignidad como personas que les negamos cada día. Gracias a ellos conocí el terrible viaje africano.

12) F. P.- En Tres mil viajes al sur son personajes femeninos quienes protagonizan cada una de las cuatro historias que la conforman. ¿Reflejan mejor las mujeres que protagonizan la novela la realidad de estos barrios marginales?

M. M.- Absolutamente. Las mujeres son el sostén de nuestra sociedad, y en los barrios marginales aún más. Si no la hubiera escrito desde una perspectiva femenina, esta novela carecería de todo fundamento, carecería de toda credibilidad.

13) F. P.- ¿Cuál fue el testimonio que más te impactó de los que recabaste para crear las cuatro historias?

M. M.- Sin duda, el de las africanas, por ser el más desconocido para mí. El viaje hacia Europa de estas mujeres es terrible. Las violaciones que sufren, los abusos de todo tipo, la dureza y la mortalidad entre quienes salen de sus casas para buscar un mundo mejor, es absolutamente inhumano, inadmisible para el siglo XXI. Conocer cómo hay europeos que las explotan, no sólo cuando alcanzan nuestro continente, sino en el mismo camino, es algo que produce náuseas. Por eso me asquea profundamente la posición de Occidente ante África.

14) F. P.- ¿Crees que Tres mil viajes al sur está cumpliendo las expectativas puestas en ella como novela testimonio cuando decidiste publicarla?

M. M.- Puedo afirmar que en lo que se refiere a lo que ha representado para mí como persona, y para las personas del barrio, estoy más que satisfecho. Y el contacto con los lectores también ha sido inmejorable, y me ha dado la oportunidad de aprender y de crecer como escritor.

15) F. P.- Espero que esta entrevista sirva para que más lectores se interesen por Tres mil viajes al sur. No es una novela al uso, como digo en mi reseña, pero es un testimonio de lo que ahora mismo está ocurriendo a nuestro alrededor. Gracias, Manuel, por concederme parte de tu valioso tiempo.

M. M.- Muchas gracias a ti, Paco, por estar siempre atento a mi carrera literaria y por sentir tu ánimo siempre.

Nota: imágenes que acompañan al cuerpo de la entrevista, tomadas de google imágenes. 

jueves, 16 de febrero de 2017

Sorteo: Un ejemplar en papel de Un susurro en la oscuridad, de Louisa May Alcott
















Nota: Podéis descargar el banner desde este enlace.


El 27 de enero publicaba en este blog mi reseña sobre una novela corta de Louisa May Alcott, Un susurro en la oscuridad, hasta ahora inédita en castellano. Su lectura me sorprendió muy gratamente, pues todos, o casi todos, conocemos a esta autora por su novela Mujercitas. 

Por cortesía de Hermida Editores traigo a este blog el sorteo de un ejemplar en papel de esta novela. Recuerdo la sinopsis: 

En medio de una realidad desconcertante, producto de una relación amorosa con intereses enfrentados en la que intervienen varias personas, la protagonista se encuentra encerrada en una habitación bajo el control médico y mental de un doctor. Una sensación de terror continua acompaña desde el comienzo de la trama al lector, y hace que pase las páginas frenéticamente en busca del incierto desenlace. (80 pág., tapa blanda)

Bases: 

El sorteo es nacional. Pueden participar los nacionales de otros países, siempre y cuando  y tengan una dirección postal en España.

Obligatorias:

*Podrán participar quienes administren blogs literarios, o sean colaboradores de los mismos, o bien publiquen sus reseñas o comentarios en portales como Ciao o Goodreards, facilitando enlaces o capturas de pantalla de los mismos para comprobarlo.

-Ser seguidor del blog: (aportar perfil de blogger o, en su defecto, captura de pantalla).

-Indicar que se quiere participar en el sorteo.

-Por cumplir estos dos requisitos: 3 puntos.

Opcionales:

*Por publicar una entrada individual: 5 puntos. Si la entrada es colectiva, 3 puntos. No sirve actualización en una página que esté dedicada a sorteos o similar; la fecha debe ser posterior o igual a la publicación de esta entrada. En caso contrario, no serán sumados los puntos. (Idea copiada de Tatty). Se entiende colectiva si se publica tanto con otros sorteos en la misma entrada, como en las que se dan a conocer las lecturas de la semana.

*Por llevarse el banner al blog, direccionarlo y publicarlo en un lugar que sea fácil de comprobar: 5 puntos. El banner tiene que estar en un lugar bien visible. No se tienen en cuenta aquellos banners que no estén direccionados o que estén agrupados con los de otros sorteos en un gadget con banners animados de sorteos



Nota: Podéis descargar el banner desde este enlace.


*Por participar en la I Edición del Reto Nos gustan los clásicos: 3 puntos.

*Por darle publicidad en Facebook: 2 puntos.

*Por dar publicidad en Twitter menciondo a @portelapacoy a @HERMIDAEDITORES: 2 puntos.

-Solo puntúan los enlaces de Facebook y Twitter.

*Por sumar los enlaces: 1 punto, si procede.

*El plazo para inscribirse en el sorteo es desde hoy jueves, día 9, hasta el miércoles 28 de este mes de febrero. El sorteo se realizará mediante Random.org.

*Será la editorial quien remita el ejemplar al ganador del sorteo.

El ganador me remitirá los datos postales a mi correo electrónico, franciscoj.portela@telefonica.net , para derivárselo a la editorial.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Los latidos del tiempo, de Rafael Lara Sánchez















Datos técnicos:

Título: Los latidos del tiempo
Autor: Rafael Lara Sánchez
Editor: Rafael Lara Sánchez (autoeditado Amazon)
1ª edición: 28 de noviembre de 2015
Formato: Ebook
Idioma: castellano
ASIN: B018PP9ABG
Nº páginas: 178
Precio: 1€



Sinopsis:

Jorge, un acaudalado hombre de negocios y escritor de renombre está perdidamente enamorado de Luisa. Su amor será la condena para ambos, abandonarla, el éxito en la vida para ella.

La decisión que ha de tomar es rotunda, está obligado a renunciar a quererla; pero Luisa también está enamorada de él y es capaz de sobreponerse a todas las situaciones adversas luchando con todas sus fuerzas para mantener a Jorge junto a ella.

Para Jorge, el tiempo es un aliado; para Luisa, el enemigo. El tiempo dicta el ritmo al que latirán sus corazones y será quién detenga el reloj.

Una historia que te hará reír y llorar, disfrutar de su amor y llegar al éxtasis en sus encuentros, querrás entrar en sus vidas y avisarles de sus errores, unirlos para siempre; pero cuidado, el tiempo también podría querer cobrarte a ti su factura.



Opinión Personal:


Ya lo comenté en más de una ocasión que me gusta leer una buena novela romántica que esté aderezada con unos ingredientes que la hagan atractiva. Y, sin duda alguna, Los latidos del tiempo, de Rafael Lara Sánchez, reúne los requisitos citados anteriormente. A parte de los ingredientes que acabo de comentar, el lector se encontrará con una novela escrita con una prosa muy cuidada y un ritmo fluido. Después de lo que acabo de comentar, no es necesario que diga que recomiendo esta novela y que repetiré, con alguno de los otros dos que tiene autopublicados en la plataforma digital Amazon hasta la fecha.
(Hotel Belarus-Minsk-Bielorrusia)
A casi todos los lectores nos gusta disfrutar de un buen cuento, y si es para mayores, más todavía. Porque puede decirse que Los latidos del tiempo es un cuento o, mejor dicho, una fábula de la que se puede extraer una clara moraleja. Seguro que en más de alguna ocasión nos arrepentimos de las decisiones tomadas y desearíamos que las manecillas del reloj girasen hacia atrás para dirigir nuestros pasos por el camino adecuado. Porque esas malas decisiones tomadas y la posibilidad de rectificarlas son el germen de esta novela. Y es que está claro que en esta vida no es suficiente con disfrutar de lo material: hay algo más que eso para que nos sintamos satisfechos con nosotros mismos: disfrutar de quienes nos acompañan en nuestro día a día, de quienes hacen todo lo posible por hacernos felices, pero no son correspondidos en la misma medida.

«He vivido con una mujer que lo ha dado todo y ha sacrificado su vida por mí y yo le he devuelto apatía, la he ignorado, nunca he contado con ella para nada y la he arrastrado en todos mis despropósitos». En este fragmento de la conversación que mantiene Jorge Soto con Mei Ling se refiere a Luisa Mendieta, a quien decide ayudar en esta segunda oportunidad que le ofrece el destino, pero en esta ocasión tiene muy claro que está obligado a abandonarla para que ella alcance el éxito en la vida que se merece.

Creo que uno de los grandes atractivos que tiene Los latidos del tiempo es ese toque de feelgood que le confiere el autor a la novela desde el primer capítulo, en el que la magia entra a formar parte de la misma. Por eso, quienes gustan de este nuevo género literario, disfrutarán del curioso diálogo que mantienen en la capital bielorrusa Mei Ling, una anciana china, y el famoso escritor Jorge Soto, que se había desplazado hasta Minks para cerrar un negocio con uno de sus clientes. Y, aunque sabemos que estas novelas son de final previsible, Rafael Lara Sánchez sabe cómo mantener nuestra atención hasta el desenlace e incluso diría que logra sorprendernos. Mei Ling es un personaje con quien el lector se encariñará y le hará sonreír en alguna ocasión en los episodios en los que está presente.

Los latidos del tiempo está estructurada en 22 capítulos narrados todos ellos en primera persona. El lector se encontrará con escenas propias de una novela de acción y otros pasajes metaliterarios, en donde vivirá todo lo que rodea a la vida de un escritor cuya carrera está catapultándose hacia la fama. Sin olvidarnos tampoco de que en algún momentos sospecharemos de que está metido en asuntos turbios tal y como actúa para llevar a cabo sus negocios. En este sentido, el autor sabe cómo llevar al lector a lo largo del desarrollo de la trama para así jugar con nuestras sospechas. Y es que el lector debe de tener en cuenta el período en el que se desarrolla la trama, aunque no avanzo más en este sentido porque creo que desvelaría buena parte del atractivo de esta novela.

Pese a que estamos ante una novela corta, Rafael Lara logra construir unos personajes creíbles que se mueven por unos espacios perfectamente definidos. Los latidos del tiempo nos llevará por Madrid, París, Roma o Nueva York. El tiempo será otro personaje de la novela, pues se hará referencia a él en varias ocasiones: «El tiempo había pasado volando, como siempre; ese maldito tiempo empeñado en pasarnos las facturas que tenemos que pagar por contar con él, por vivir»

Quizás el único pero que le pondría a la novela es la portada; por lo menos, a mi no me atrae; incluso en un principio me daba a entender que podría encontrarme con una novela chick lit, pero no.

Como adelanta la sinopsis, Los latidos del tiempo es una historia que hará reír y llorar, disfrutar de su amor y llegar al éxtasis en sus encuentros, querrás entrar en sus vidas y avisarles de sus errores, unirlos para siempre; pero cuidado, el tiempo también podría querer cobrarte a ti su factura.


Biografía:



Nací en Lopera, Jaén, en 1961. Vivo en Alcalá de Henares, trabajo en la Universidad de Alcalá y soy fundador y director de la Compañía de las Artes Escénicas de Alcalá. Soy un apasionado por la historia, la intriga y el misterio. En 2014 publiqué mi primera novela: "La cruz del amanecer"; primer libro de lo que espero sea una saga de aventuras interpretada por su personaje, Marta Castro. En 2015 se ha publicado “La atalaya de los dioses”, una historia de aventuras, amores y grandes batallas, que rescata uno de los episodios bélicos más importantes de lo que aún no era España, la Batalla de las Navas de Tolosa. Ahora, ve la luz la novela corta "Los latidos del tiempo", una curiosa historia que narra como hubiera sido la relación de una pareja si las decisiones que tomaron en su momento hubieran sido otras. 

Nota: datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de Amazon. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña de google imágenes. Fotografía del autor, de  www.letrasdeencuentro.es