jueves, 31 de diciembre de 2015

Mejores lecturas 2015



Ùltimo dia del año 2015 y toca hacer balance de las lecturas realizadas en este año. En total, fueron 59 novelas leídas y reseñadas. Es un balance diría que muy positivo, en el que apenasw tuve que abandonar novelas que, por algún motivo u otro, no me engancharon y, como viene siendo norma habitual en este blog, no reseño porque no me considero quien para echar una novela abajo, influyendo así para que otros potenciales lectores no la tengan en cuenta para futuras lecturas. 

Costó trabajo elegir las mejores lecturas de este año que se nos va. Son 15 las que destaco, 12 de ellas de este año, y tres que fueron publicadas en años anteriores. Es un año en el que la palabra emergente estuvo de moda y en literatura, en cuanto a narrativa nacional se refiere, destacaría la agradable sorpresa de dos escritoras cuya carrera literaria debemos seguir: Laura Garzón, autora de Promesas de Arena y Mercedes Sáenz Blasco, autora de Estricnina. Toda una grata sorpresa literaria. 

 Estas son las portadas: 





 



Reseñas: 

Volver a Canfranc, de Rosario Raro.  

Interregno, de José Vicente Pascual.  

El Castillo, de Luis Zueco. 

Los caminos del mar, de Magdalena Albero. 

Correr a ciegas, de Javier Díez Carmona. 

Cuando estábamos vivos, de Mercedes de Vega. 

La reina del azúcar, de Dolores García Ruiz. 

El mal camino, de Mikel Santiago. 

Promesas de arena, de Laura Garzón. 

La caricia de Tánatos, de María José Moreno. 

Estricnina, de Merche Sáenz Blasco. 

La última llamada, de Empar Fernández. 

Adiós, Habana, Adiós, de Jordi Siracusa. 

Puerto Escondido, de María Oruña. 

Regreso a Venecia, de Francisco Granado. 


Procuro hacer mención especial a los autores autoeditados, aquellos que tienen que publicar sus novelas en las diversas plataformas digitales porque no hay una editorial que apueste por ellos. De las 14 novelas leídas y reseñadas, destacaría el descubrimiento de: 

-Gemma Herrero Virto, autora de La red de Caronte.

-Pablo Carnicero de la Cámara, autor de Un tipo casi normal en una situación casi anormal y Decisión encadenada.  

-Cristian Perfumo, autor de Cazador de Farsantes

-David Gómez Hidalgo, autor de la antología de relatos El principio del fin


En cuanto a los once retos literarios en los que participaba, solo me faltó un libro para completar el de Sagas Familiares. 

Retos: 

1.- Reto Autores Noveles: 8

2.-Reto Semi-Genérico 2015: Completado. 

3.-Reto Eternos Pendientes: 2 (Matilde Asensi y Washington Irving)  Completado.

4.-Sagas Familiares: 6/7 

5.-Leemos en Digital: 14/12. Completado. 

6.-Viaje con los Libros: 8 países. 

7.-Sabuesos: 12

8.-50 Libros: 59

9.-25 Españoles: 51. Completado. 

10.-De la A a la Z: 24 0bligatorias y 2 opcionales (Completado).

11.-Genérico: Completado.


Y esto fue lo que dio de si mi año lector. Espero que quienes se pasen por esta mi casa virtual hayan disfrutado con la compañía de nuestro buen y común amigo, el libro. Y espero también que para el nuevo año que está a punto de comenzar, nuestras aficiones lectoras sigan vivas, con el  ánimo de ayudar a fomentar la lectura y y alimentar nuestro espíritu. 


¡Feliz año 2016!





miércoles, 30 de diciembre de 2015

Michael Kohlhaas, de Heinrich von Keleist




Datos técnicos:

Título: Michael Kholhaas
Autor: Heinrich von Kleist
Editorial: Alba (Colección Clásica)
1ª edición: Enero 2007
Traducción: Isabel Hernández
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 9788484283263
Nº pág: 144



Sinopsis:


¿Qué es la justicia? ¿Un concepto que está por encima de las peculiaridades y circunstancias humanas? ¿O esas mismas circunstancias entorpecen su aplicación al punto de convertirla en una utopía jurídica, si no directamente en una fantasía más de la filosofía ilustrada? Basándose en crónicas del siglo XVI, Heinrich von Kleist publicó en 1810 una de las mayores −pese a su brevedad− obras sobre el tema, a partir de la accidentada peripecia de un tratante de caballos a quien «el sentido de la justicia convirtió en ladrón y asesino». Una pequeña disputa sobre derechos de paso desemboca en una impresionante insubordinación armada, y finalmente en un proceso multijurisdiccional en el que toman parte hasta Martín Lutero y el Sacro Imperio germánico y que, en su resolución, dicta a un tiempo compensaciones y pena de muerte. El héroe de Michael Kohlhaas habría podido ser un individuo romántico que se enfrenta al despotismo de la nobleza y por ello se convierte en bandido. Pero, en manos de Kleist, protagoniza un caso casi prekafkiano, escrupulosa y objetivamente pormenorizado, de una inaudita complejidad y una ambigüedad muy moderna, capaz de ver sin temor el lado cómico y grotesco a la vez que la inquietante profundidad de su dimensión ética.


Opinión Personal:


Descubrí esta novela en una de las visitas que suelo hacer al blog de Taly Tabuyo, Al principio fue el verbo y el verbo se hizo libro. Y es que me atrajo la portada y lo que en su reseña nos contaba. Hoy doy a conocer mis impresiones y, aunque en líneas generales, la historia me gustó, eran mayores las expectativas que tenía creadas. Quizás lo que más influyó en mi opinión sobre esta novela encuadrada dentro del romanticismo alemán, fue el hecho de que, pese a tener tan solo 144 páginas, su lectura fue, en algunos momentos de la misma, un tanto espesa. Es de resaltar, sin duda, la magnífica labor de traducción llevada a cabo por Isabel Hernández, quien nos informa además, en notas a pie de página, de determinados aspectos que, si el lector lo considera oportuno, puede consultar para comprender mejor el texto, sobre todo en cuanto a localizaciones y período en el que tienen lugar los hechos y algunas expresiones que se utilizan aclarándonos su significado.
                                                                                                                                      (Hans Kohlhase)
Se puede decir que estamos ante una novela de corte histórico en la que Heinrick von Kleist parte de un personaje que vivió en el siglo XVI y de una crónica que habla del mismo, llamado realmente Hans Kolhase o Colhasius, quien iba de camino a Leipzig pero, al pasar por el castillo del noble Wenzel von Tronka le piden el llamado privilegio de peaje. Desde este momento cambia la vida de este hombre que vivía tranquilamente de su trabajo y educó a sus hijos en el temor de Dios. El lector verá cómo empezará a forjarse el drama de Michael Kohlhaas que se rebelará ante la injusticia que contra él se comete al tener que dejar dos caballos «bien alimentados y refulgentes» como señal, por no haber pagado el salvoconducto. Michael Kohlhaas empezará un calvario judicial en el que verá cómo sus recursos para que le restituyesen lo que era suyo y en el estado en el que había sido depositado le son denegados. Pasó de ser un hombre excepcional a convertirse en ladrón y asesino, al excederse en la práctica de una sola virtud de las que poseía. Sembraba el terror mediante incendios, saqueos y asesinatos por Sajonia con una partida de hombres a la que cada vez se le unían más descontentos. 

Pese a la corta extensión de la novela, quizás lo que más hay que destacar es el perfil de los personajes, aunque presentados con pocos rasgos, son muy creíbles, destacando, sin duda, la figura de Kohlhaas, en torno a quien girará todo lo que ocurre a lo largo de la narración y, pese a esa actitud vengativa que toma finalmente, llegaremos a empatizar con él, pues sentiremos como nuestras las injusticias que padece ante el atropello burocrático reinante.
(Martin Lutero)
«¡Repudiado—respondió Kohlhaas apretando la mano—llamo yo a aquel al que se le ha negado el amparo de las leyes!pues necesito mi amparo para que mi negocio prospere en paz; sí, por eso busco amparo en esa comunidad junto con todo lo que he adquirido, y quien me lo deniega me está echando a los salvajes del desierto; me pone en la mano, ¿cómo podréis negarlo?, la maza que me protege a mi mismo». (pág. 65)

Michael Kohlhaas es un crudo drama escrito con un estilo directo, conciso, sin florituras, en el que quizás el autor abuse un tanto de términos judiciales. Heinrich von Kleist retrata magníficamente valores propios de la condición humana y nos invita a realizar algunas reflexiones. En este sentido, merece la pena destacar el encuentro entre Kohlhaas y Martin Lutero.




Biografía:


Heinrich von Kleist nació en Frankurt-an-der-Oder en 1777, hijo de un oficial prusiano. Se alistó en la Guardia Prusiana y llegó al grado de segundo teniente. Pero en 1799 su aversión a la vida militar −«siempre dudaba si debía actuar como un oficial o como un ser humano, pues unir las obligaciones de ambas cosas me parece imposible», escribió− le impulsó a dejar el ejército y volvió a su ciudad, donde estudió Física, Matemáticas y Filosofía. Por presión familiar, aceptó un cargo subalterno en un ministerio en Berlín; apenas un mes más tarde, se negaba a convertirse en «un instrumento de los ignotos designios» del Estado.

Viajó a París e, influido por Rousseau, buscó refugio en la isla Delosea del lago Thun, en Suiza, donde escribió su primer drama, Die Familie Schroffenstein. Volvió a Berlín en 1804, donde su familia le indujo a optar a un cargo burocrático, pero no fue aceptado por sus antecedentes de «renegado». En un período de enfermedad, escribió tres narraciones sobre «la extraña constitución del mundo» (La marquesa de O., El terremoto de Chile y Michael Kohlhaas) y la comedia Amphytrion, basada libremente en Molière. No vio ninguno de sus ocho dramas representado en vida. Sumido en la pobreza, abandonado por familia y amigos como «un miembro completamente inútil de la sociedad humana», conoció a Henriette Vogel, una mujer casada que padecía cáncer, y estableció con ella un pacto de suicidio. El 21 de noviembre de 1811, en los jardines de una posada a orillas de lago Wannsee, la mató de un disparo y luego se disparó a sí mismo.
Nota: Datos técnicos, sinopsis, biografía del autor y fotografía de Heinrich von Kleist tomadas de la web de la editorial. Láminas que acompañan al cuerpo de la reseña, tomadas de Wikipedia. 



martes, 29 de diciembre de 2015

Reto Genérico (edición año 2016)





Hoy traigo a mi blog un nuevo reto literario en el que voy a participar. Laky, la administradora del blog Libros que hay que leer, nos invita a participar en la nueva edición del Reto Genérico, que convoca para el 2016, año que ya mismo lo tenemos ahí. 

 Se trata de leer libros de diferentes géneros y así conseguir una amplia variedad entre nuestras lecturas.

-El plazo para cumplirlo comienza el 1 de enero y finaliza el 31 de diciembre de 2016. 

- Cada libro solo servirá para un único apartado. 

-Es compatible con cualquier otro reto literario en el que se participe. 

-Si algún género se nos resiste, podemos utilizar hasta 3 comodines para completar los libros que falten para dar por completado el reto, pero tienen que ser libros de más de 600 páginas. 

Mis novelas: 


5 de misterio.-

1.-El caso de la mano perdida, de Fernando Roye

2.-El alcornoque de los muertos, de Fernando Roye.

3.-Más que cuerpos, de Susana Martín Gijón.

4.-Cuatro muertos más para el desierto, de Christopher Pollinini.

5.-Aguacero, de Luis Roso. 

2 trhillers.-

1.-La Memoria de la lluvia, de Pedro Feijoo. 

2.-El poder de la Sombra, de María José Moreno. 

3 históricos.-

1.-Los conquistadores de Filipinas, de Pilar Lahuerta. 

2.-¡Que vengan cuando quieran!, de Pablo Carnicero de la Cámara. 

3.-La niña y su doble, de Alejandro Parisi.

2 guerreros.- 

1.-Sombras tras los cristales, de Mario J. Les.

2.-Dile a Marie que la quiero, de Jacinto Rey.

1 de humor.-

1.-Morena, Peligrosa y Románica, de Pedro Feijoo.

3 amorosos.-

1.- El noviembre de Kate, de Mónica Gutiérrez.

2.-El amor no es un verso libre, de Susana Fortes. 

3.-Más allá de las trincheras, de Verónica Valenzuela. 

1 infantil.-

1.- Iqbal Masih. Lágrimas, sorpresas y coraje, de Miguel Griot.

1 juvenil.-  

1.- Una blanca de cobre para Martín, de Ramón Carredano. 

3 familiares.- 

1.-La frontera salvaje, de Francisco Balbuena.


2.-Siete libros para Eva, de Roberto Martínez Guzmán.

3.- La galería de los susurros, de Teresa Hernández. 

1 de terror.-

1.- Lo que dicen los dioses, de Alberto Ávila Salazar. 

1 landscape.-

 La mujer del reloj, de Álvaro Arbina (comodín). 


2 exóticos.-

1.-Los dioses dormidos, de Enrique Gallud Jardiel. 


2.-Un refugio en Katmandú, de Ángeles Ibirika.

2 libros de relatos.-

1.-Carter & West, de Ana Bolox. 

2.-Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café, de Isaac Pachón.

2 libros sobre libros (metaliteratura).-

1.-Yo también fui Jack el Destripador, de Fernando García Calderón

2.-Los papeles de Aspern, de Henry James. 

1 fantástico.- 

1.-El octógono de Candiá, de Jacobo Otero Moraña. 

1 teatro, poesía y ensayo.- 

1.-Los hijos del senador, de Olga Romay (comodín).

5 narrativa.- 

1.-Mujeres de Agua, de Antonia J. Corrales. 

2.-Prométeme que serás delfín, de Amelia Noguera. 

3.-Acuario con peces rojos, de Carmen de la Rosa. 

4.-La rebelión de Penélope, de Dolores García Ruiz. 

5.-El libro de los Baltimore, de Joël Dicker. 

2 clásicos.- 

1.-Maximilien Heller, de Henry Cauvain. 

2.-La muerte de Iván Ilich, de León Tolstói.

2 autoeditados.- 

1 .-Blanco.Asesinato en Londres, de Alexander Copperwhite.

2.-Los enamorados en el estanque de los nenúfares, de Javier Cosnava. 


 

  


 

lunes, 28 de diciembre de 2015

El alquimista de Granada, de Washington Irving






Datos técnicos:

Título: El alquimista de Granada
(The Student of Salamanca)
Autor: Washington Irving
Pórlogo, traducción y notas: Federico Villalobos
Editorial: Trapiés
Colección Cardinales
1ª edición: 2008
ISBN: 978-84-935427-6
Idioma: Castellano
Nº páginas: 126




Sinopsis:

Cuando el joven estudiante Antonio de Castros decidió desentrañar el misterio que rodeaba al extraño erudito con el que se topó en la biblioteca de la universidad de Granada, poco podía imaginarse la aventura en la que se iba a ver envuelto. Las ruinas de la Granada nazarí sirven de decorado para un historia que se desarrolla en una España donde el tiempo parece haberse detenido en la Edad Media. Los secretos de la alquimia y la fascinante búsqueda de la piedra filosofal; las intrigas del temible libertino don Ambrosio de Loxa; el amor por la bella Inés y lo lóbregos calabozos de la Inquisición son los ejes centrales de este relato, con el que Washington Irving se situó en la estela de la novela gótica y inició su peculiar recreación literaria de una ciudad a la que contribuyó a dar fama universal.





Opinión Personal:



No había leído nada hasta la fecha deWashington Irving y elegí esta novela corta de El alquimista de Granada, con el subtítulo de El estudiante de Salamanca para, así, no confundirla con la obra de Espronceda, que lleva el mismo título. Me encontré con una lectura agradable aunque el lector se encontrará con un vocabulario que nos parecerá, en ocasiones, pasado de época. Para este próximo año espero leer los Cuentos de la Alhambra, que tan prendada dejó al escritor estadounidense, quien residió durante algún tiempo en España y quedó fascinado por lo que vio en los viajes que realizó por nuestro país.
                                                                                                             (Sala de los Abencerrajes-Alhambra)
Me ha llamado la atención la visión que nos presenta Washington Irving de Granada, ciudad en la que sitúa esta historia con claros rasgos góticos. Y es que los personajes se mueven por una ciudad decadente en la que se nos hace continua referencia al pasado esplendoroso de la época de los Abencerrajes, pues los lugares que nos muestra están en un claro declive o bien desempeñan actualmente unas funciones diferentes. Un paralelismo que encontramos con la lúgubre mansión en la que vive el anciano don Félix de Álvarez con su bella hija Inés. Mansión que presenta también vestigios de una pasado lleno de opulencia.

Antonio de Castros visitaba la biblioteca de Granada, en donde se fijó en un curioso personaje, ya anciano, vestido todo él de negro, rodeado de libros, que leía y consultaba con absoluta concentración. Esta actitud le hizo sentir curiosidad por saber qué era lo que tan absorto lo tenía e intentó entablar conversación con él, aunque vio que era un hombre parco en palabras. Decide seguirlo para ver si de esta forma descubre algo más sobre él. Un par de hechos que sucederán serán la clave para que el joven estudiante entre en contacto con el viejo y de esta forma compruebe que es la alquimia lo que lo tiene tan absorto. Descubre que con él vive una joven muy bella, Inés, de la que se enamorará y hará todo posible para que ella le corresponda. Pero, pese a ello, no le será fácil conquistar el corazón de Inés, pues se encontrará con un rival, Ambrosio de Loxa, un personaje oscuro, sin escrúpulos, con fama de mujeriego, que utilizaba todas las artimañas posibles para conseguir su propósito. Incluso la Inquisición entrará en escena y prenderá a su anciano padre, acusado de brujo, y que iba a ser condenado a la hoguera tras celebrarse un auto de fe.

El alquimista de Granada nos presenta una historia lineal y a través de ella conoceremos las peripecias por las que atraviesa Antonio de Castros, que se quedará prendado de la belleza de Inés y que hará todo lo posible para acercarse a ella y conseguir su atención, sin imaginarse la aventura en la que se vería envuelto.

Irving nos presenta una novela pausada, en la que nos encontraremos con muy pocos diálogos y unos personajes perfilados con pocas pinceladas pero lo suficiente como para conocerlos. Como bien nos adelanta la sinopsis, parece que en Granada el tiempo se detuvo en la Edad Media por las escenas que presenciaremos, en donde no faltarán las que denominamos de capa y espada, y por las costumbres que nos muestra el autor, y otras que hacen mención a los tópicos de nuestra geografía.


Biografía:


Nació en Nueva York, el 30 de abril de 1783. Realizó estudios de Derecho, pero su vocación se interesaba más por el periodismo y la escritura que por la abogacía. En 1802 comenzó a escribir artículos en periódicos de Nueva York. En 1815 se fue a vivir a Liverpool y allí trabó amistad con importantes hombres de letras: sir Walter Scott y Thomas Moore, entre otros. Escribió algunos ensayos y relatos, bajo el seudónimo de Geoffrey Crayon, reunidos en el Libro de Apuntes (1820). Dos de sus relatos: Rip van Winkle y Sleepy Hollow, ambientados también en los días en que Nueva York era colonia holandesa, se han convertido en clásicos de la literatura estadounidense. En Madrid perteneció al cuerpo diplomático de su país. Durante este período y después de volver a Inghlaterra, esxribió varias obras históricas, de las cuales la más famosa es Historia de la vida y viajes de Cristóbal Colón. De esta época es también Cuentos de la Alhambra, una serie de apuntes y relatos inspirados en su estancia, en 1829, en Granada. Nuevamente en Estados Unidos en 1846, regresó a Sunnyside, su casa de campo, y allí falleció el 28 de noviembre de 1859.

Nota: datos técnicos, sinopsis y biografía del autor tomados de la web de la editorial. Imágenes de Washington Irving y de la Sala de los Abencerrajes, de la Alhambra de Granada, de google imágenes.