Narrativa

jueves, 20 de octubre de 2016

Entrevista a Dolores García Ruiz, autora de La rebelión de Penélope











Hoy traigo a este blog una nueva entrevista a Dolores García Ruiz. Creo que merece la pena, porque se alzó con el Premio Letras del Mediterráneo, en la edición de este año 2016, con su novela La rebelión de Penélope, reseñada el pasado jueves, día 13 de octubre (reseña). Vamos a hablar sobre este premio literario y a conocer un poco más del proceso de elaboración de la novela galardonada. 

Biografía: 

DOLORES GARCÍA RUIZ nació en Melilla en 1964, en esta ciudad pasó su primera infancia. A los nueve años se trasladó a Valencia, donde reside actualmente. Cursó estudios de Derecho por la UNED y es correctora profesional de edición. 

Colabora en diversos programas de radio y televisión y publica artículos en revistas culturales de prestigio. Asimismo, imparte charlas y conferencias sobre Leonardo da Vinci en las principales capitales españolas. Su obra El secreto de Monna Lisa (Roca Editorial) está traducida a varios idiomas y ha sido publicada en numerosos países, entre ellos EE. UU., donde ha sido seleccionada por diversas universidades para formar parte de su fondo de bibliotecas de obras en idioma español. En marzo de 2015 publica con Versátil su novela La reina del azúcar (reseña). La rebelión de Penélope es su tercera novela publicada, también con Versátil.


 Entrevista: 



1) Francisco Portela.- Gracias por concederme esta entrevista. Creo que merecía la pena hablar de tu nueva novela, y sobre todo, tras alzarte en Castellón con el Premio Letras del Mediterráneo. Ante todo, enhorabuena.

Dolores García Ruiz.- Muchas gracias a ti, Paco, por tu felicitación y por considerar que mi novela puede interesar a los seguidores de tu blog.

2) F. P.- ¿Qué siente un escritor cuando mencionan su nombre como ganador de un premio literario?

D. G. R.) No sé qué habrán sentido otros, pero supongo que se parecerá mucho a lo que sentí yo: una gran emoción. Es un momento en el que todo el esfuerzo y el sacrificio que ha supuesto sacar adelante tus novelas encuentran reconocimiento público y eso es muy gratificante; especialmente, cuando se trata de un premio otorgado por las votaciones de los propios lectores de entre las cuatro novelas galardonadas por un jurado compuesto por expertos y compitiendo con tres de los más conocidos escritores del momento: Alejandro M. Gallo, José Luis Rodríguez del Corral y Juan Bolea.

3) F. P.- ¿Ya lo tienes asimilado?

D. G. R.) Supongo que sí, porque no me cambia mi propio concepto de mí misma como persona ni como escritora. Voy a seguir siendo tan exigente en la calidad de mis obras como hasta ahora lo he sido. No me gusta hacerle perder el tiempo al lector ni defraudarle. Quizás sí les cambie el concepto a los demás con respecto a mí, porque ahora me perciben como una autora reconocida y apreciada por la crítica y los lectores. Sin lugar a dudas, el premio es estímulo para continuar escribiendo y un aliciente para quienes aún no conocen mis novelas para que sientan curiosidad por leerlas.

4) F. P.- Soy de los que piden que la portada de una novela me diga algo de lo que me voy a encontrar en su interior. Sin embargo, en un principio, no veía que me contase algo; creo que se comprende cuando uno ya ha leído la novela, como fue mi caso.

D. G. R.) Puede que induzca a confusión si no se aprecia el detalle de que la cremallera que se está abriendo en la espalda desnuda de la mujer no pertenece a un vestido, sino a su propia piel, porque la está mudando. Es este el concepto que se pretende transmitir en la portada, con mejor o peor fortuna, la de que la protagonista está desprendiéndose de su anterior piel para renacer con una nueva. En definitiva, que se está deshaciendo de lo que le sobra en su vida, de lo que estorba para ser auténtica y libre.

5) F. P.- Si uno lee la sinopsis se cree que está ante una novela negra, pero el lector se encontrará con temas que, por desgracia, son de candente actualidad.

D. G. R.- Todo lo que pone en la sinopsis es cierto, pero no ocurre en la novela en el orden en que aparece en ella por razones que desconozco, dando la impresión de que el hallazgo del cadáver es la cuestión central de la novela, cuando no lo es. Será más bien la excusa literaria para que el inspector y el lector vayan descubriendo la personalidad de Penélope y que el inspector (y muchos lectores) se encuentran en las mismas circunstancias que ella: sujetos a una vida insatisfactoria por una relación emocionalmente tóxica y adictiva.

Por desgracia, los malos tratos físicos están al orden del día y nos enteramos de los casos más brutales, pero son el pico de un gigantesco iceberg de una forma sutil y silenciosa de tratar a la mujer como persona de menor valor. De hecho, ¿quién no ha escuchado alguna vez aquello de “tú te callas que no dices más que tonterías”? El desprecio y la desvalorización continuada de la mujer en su propio ámbito familiar es algo que va calando en los hijos y que se asume como algo “normal” en el trato cotidiano en los ámbitos familiares y en los laborales. En estos casos, que no dejan huellas, que no despiertan discusiones ni insultos explícitos, se encuentran atrapadas miles de mujeres porque no tienen conciencia de maltrato si no hay un maltrato físico. Sin embargo, se encuentran anuladas y atrapadas en relaciones que no les hacen felices, porque no les permiten desarrollarse y ser ellas mismas. Es esa anulación lenta y silenciosa la que padecen Penélope y Santiago Ramírez en sus respectivas relaciones, porque este tipo de maltrato también lo sufren varones.

6) F. P.- ¿Qué te llevó a ambientar La rebelión de Penélope en la costa levantina?

D. G. R.- En la provincia de Castellón encontré todos los elementos que necesitaba para desarrollar la trama y las escenas de las que quería servirme para contar la historia: acción en las callejuelas de Peñíscola, romanticismo elegante y sensualidad en los paisajes y playas de Oropesa y Benicàssim, suspense en el desierto de las Palmas y cotidianeidad y presión social en Castellón. La historia de Penélope es la de una mujer como tantas y era mucho más efectivo transmitir la presión del “qué dirán” situándola en una capital de provincias moderna, pero en la que no se disfruta del anonimato de Madrid, Barcelona, París o Nueva York. Y así transmitir al lector esa presión social que tanto influye en el comportamiento y en las decisiones de las mujeres españolas y que las aleja tanto de lo que realmente quisieran ser o hacer, consideré que se percibiría mucho mejor situándola en una capital de mediano tamaño que, al fin y al cabo, es la de la mayoría de las ciudades españolas, aunque el drama de Penélope y del inspector Ramírez es universal.

7) F. P.- Y, por lo que se ve, parece que fue un acierto, porque los parajes que nos encontramos a lo largo del desarrollo de la trama, dan juego para situar en ellos acciones que se encuadran en diferentes géneros literarios.

D. G. R.- Creo que sí y que así lo han percibido tanto el jurado como los lectores de “La rebelión de Penélope”. De hecho, es una novela no se puede clasificar en ningún género concreto. Es narrativa pura en la que tiene cabida todo, como la propia historia que cuenta que es la vida misma con todos sus ingredientes: dolor, desamor, auto superación, amistad, envidias, rencores, cobardía y valentía, generosidad y mezquindad, sensualidad y erotismo, violencia, sensibilidad, amor y egoísmo. Lo que da tanto para escenas intimistas en las que la protagonista nos revela su proceso interior como para escenas de acción trepidante, de suspense, como de elegante sensualidad y erotismo. En las de acción, suspense y en las de mayor acento lírico el paisaje y el entorno es crucial y dota a las escenas de una fuerza y viveza que llegan al lector.

8) F. P.- En La reina del azúcar el lector se encuentra con dos líneas temporales, una de ellas histórica. La rebelión de Penélope transcurre en la actualidad ¿En cuál de las dos novelas te sentiste más cómoda trabajando?

D. G. R.- Sin lugar a dudas en “La rebelión de Penélope” porque, como muy bien dices, es una novela de hoy con los sentimientos y exigencias de una mujer de hoy, por lo que me resultó muy fácil colocarme en la piel de Penélope. Además, no tuve que documentarme históricamente, sino sobre los entornos en los que iba a trabajar y en las condiciones actuales. Eso aligera muchísimo la labor de creación. Sobre todo, lo que hice acopio de experiencias tanto personales como de amigas y personas conocidas, incluso, de casos de los que he tenido conocimiento de forma profesional. Por eso resulta tan cercana y empática, porque está sacada de la realidad que vivimos cada día.

9) F. P.-Aunque en La rebelión de Penélope el lector se encuentra con la complejidad de las subtramas. Me imagino que esto requiere un gran esfuerzo para que confluyan y queden bien cerradas.

D. G. R.- Sobre todo lo que más me importaba de las subtramas que van alimentando y tejiendo la trama principal es que no resultaran liosas ni complicadas. Que, por el contrario, fueran desarrollándose con absoluta naturalidad conformando una historia que mantiene la atención de lector en todo momento. Por supuesto, no resulta fácil que toda la tramoya interior de la construcción de la novela no sea percibida por el lector y que al leer resulte fluido y ligero, sin costuras a la vista y con sus propios finales. Este es uno de los puntos en los que incido cuando imparto talleres de escritura, porque es uno de los errores más frecuentes en escritores principiantes y, por qué no decirlo, que nos encontramos en escritores de cierta trayectoria, quizás por su especial dificultad. Pero el oficio de escritor exige entregar una historia redonda al lector.

10) F. P.-¿Es casualidad el que la protagonista lleve el nombre de Penélope o guarda relación con el contenido de la novela?

D. G. R.- Por supuesto que el escoger el nombre de la esposa de Ulises, a quien esperó durante 30 años a que regresara de sus aventuras para que luego él se fuera con otra más joven, no ha sido casual. Lo he elegido con la intención de que represente el final de la mujer emocionalmente pasiva que ya no espera que la felicidad venga de fuera, que otra persona le haga feliz; sino que toma las riendas y toma las medidas oportunas para empezar, por fin, a ser ella con sus riesgos, porque no va a ser fácil.

11) F. P.-La rebelión de Penélope es una novela de segundas oportunidades. ¿Crees que no se lucha lo suficiente contra las adicciones emocionales? ¿Somos quizás demasiado conformistas en este sentido?

D. G. R.- Creo que los seres humanos tendemos a no movernos de nuestra zona de confort, huimos del dolor. Sentimos miedo a lo desconocido y nada nos resulta más difícil que romper con una situación establecida, aunque nos haga daño. Sólo nos atrevemos a hacerlo cuando el dolor que sentimos manteniéndola es mayor que el miedo a lo que nos pueda ocurrir si salimos de esa situación. Entonces, es cuando huyendo del mayor dolor nos lanzamos hacia lo desconocido. Normalmente lo que nos espera no es un camino de rosas, pero sí que se suele encontrar la paz interior y la serenidad necesarias para reconstruirse y darse una segunda o una tercera o cuarta oportunidad. Siempre estamos a tiempo de comenzar a ser felices.

12) F. P.- Otro punto fuerte son las redes sociales. Ya son un ingrediente más de la narrativa actual. Pese a lo mucho que se habla de ello, no tenemos mucho cuidado a la hora de hacer un buen uso de ellas.

D. G. R.- En “La rebelión de Penélope” las redes sociales van a tener un papel importante porque en nuestra vida actual la tienen en nuestras comunicaciones diarias. Un tema tabú de hoy en día es la búsqueda de pareja a través de portales de internet al uso. Creo que lo que pone de manifiesto esta realidad que utilizan millones de personas en el mundo es la dificultad para relacionarnos con los que tenemos cerca y la profunda necesidad de compañía. El uso de estos contactos para citas es como todo en la vida, habrá quién lo utilice para su promiscuidad y quien recurra a ellos para encontrar una pareja estable. Como siempre ha ocurrido al conocerse dos personas, sólo que ahora facilita que se conozcan personas que por distancia o círculos en los que se mueven no lo hubieran podido hacer. Todo tiene riesgo y las redes sociales también los tienen, y mucho, porque entran en nuestra intimidad y la pone en una situación delicada, tal y como le ocurre a nuestra protagonista.

13.-¿Tienes ya algún nuevo proyecto literario?

D. G. R.- Siempre hay historias esperando ver la luz. Espero ofrecerlas poco a poco a mis lectores.

14) F. P.- Muchas gracias por darnos a conocer un poco más sobre tu nueva novela. Y, de nuevo, reitero mi enhorabuena por el galardón literario.

D. G. R.- Gracias a ti, Paco, y a todos los que han dedicado su tiempo y atención a esta entrevista. Espero que les haya resultado amena. Un fuerte abrazo para ti y un cordial saludo para tus seguidores. Hasta la próxima.

19 comentarios:

  1. Una entrevista muy interesante. No me había fijado en que la cremallera no abría un vestido sino la propia piel de la protagonista

    ResponderEliminar
  2. Buena entrevista, Paco. Gracias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Interesante entrevista, gracias. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Una entrevista estupenda y muy completa, enhorabuena :)

    ResponderEliminar
  5. Me encanta conocer a los autores tras los libros.
    Una buena entrevista.

    Un beso
    Yolanda

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante la entrevista y el libro ya te comenté en la reseña que me resultaba atractivo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Lo primero, enhorabuena a Dolores, merecido reconocimiento, personalmente disfruté mucho con El secreto de Mona Lisa y la Reina del azúcar, así que esta tercera novela me la apunto como futura lectura. Gracias por la entrevista Paco, como siempre, muy interesante. Besos!

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante la entrevista, gracias por traérnosla
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Gracias por la entrevista. Como te comentaba en la reseña tiene buena pinta la novela y me ha gustado conocer un poco más de la autora.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy buena entrevista Paco. Coincido en que la portada me llevaba a pensar en otro tipo de lecturas, pero Dolores explica muy bien lo que quería transmitir. Me encanta que se desarrolle en Castellón, porque como dice la autora, en una ciudad más pequeña, donde todos se conocen, siempre hay más presión social. Un abrazo y gracias por la entrevista.

    ResponderEliminar
  11. Una gran entrevista! Gracias por dejarme conocer un poco más a esta autora.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Siempre me gusta conocer un poquito más de su autor cuando voy a leer su novela. Muchas gracias por la entrevista ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena por tan magnifica y completa entrevista a ambos. Es una delicia leerla y relerla...La enmarcaré en el almacén de mis recuerdos.
    ¡Gracias!
    Una abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Muy buena entrevista Paco y menos mal que estas tú parar no perdernos estos libros que no se publicitan tanto

    ResponderEliminar
  15. Gracias Paco por la entrevista. Como creo que te comenté yo solo leí el primer libro. Me alegro que le hayan dado el premio. Besos

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias a todos por vuestros generosos comentarios. Y a ti, especialmente, Matiba, por tu felicitación y por compartir la alegría por el premio recibido. Mi mayor satisfacción es que disfrutéis leyendo mis novelas, que logren conmoveros, que os dejen el regusto a buena lectura, a tiempo bien empleado y que tardéis mucho, mucho, en olvidarlas. Un cariñoso saludo para todos y un abrazo fuerte para Paco Portela. Gracias por tan estupenda y aguda entrevista.

    ResponderEliminar