jueves, 6 de octubre de 2016

Niño, Tigre, Soldado, de Alfredo de Braganza















Datos técnicos:

Título: Niño, tigre y soldado: Una historia real de amor y coraje.
Autor: Alfredo de Braganza
1ª edición: 14/08/2016
Idioma: Castellano
ASIN: B01KG16QJ6
Formato: Ebook
Nº pág.: 226, apróx.
Precio: 0,99 €


Sinopsis:


Novela basada en la historia real como niño soldado de Antonythasan Jesuthasan, actor que se dio a conocer con la película Dheepan (2015), dirigida por Jacques Audiard y ganadora de la Palma de Oro en Cannes.

Trabaja como gerente de un restaurante en Marsella. Un sábado por la mañana recibe una llamada telefónica en la que le informan del fallecimiento de su padre en Maboombu, su pueblo natal de pescadores. Tras ser preguntado por su novia, comparte por primera vez la historia de su vida como un niño soldado durante la guerra civil de Sri Lanka en los años ochenta.

Terrible y desgarradora, esta novela evoca, con realismo implacable y profunda empatía, la brutal existencia de los niños soldados en el grupo terrorista LTTE.



Opinión Personal:



Niño, Tigre, Soldado, del escritor alicantino Alfredo de Braganza, es de esas lecturas que dejan poso y que no dudo en recomendarlas; invita a la reflexión y es de las que, sin duda alguna, no deja indiferente a nadie, por la temática que toca, y, sobre todo, por cómo nos la ofrece el autor, con exquisita sensibilidad y delicadeza.

De nuevo me encuentro con lo que creo puede llamarse perfectamente novela testimonio, porque en ella Alfredo de Braganza nos relata la historia de uno de los muchos niños que son reclutados como soldados; en este caso nos habla de la guerra civil en Sri Lanka (la antigua Ceilán), aunque con las licencias que se toma el autor, como lo recuerda en la nota que nos encontramos al final de la misma.
(Antonythasan Jesuthasan)
A lo largo de los veinticinco capítulos en que se estructura la novela vamos a presenciar en primera fila la historia de Antonythasan Jesuthasan. Y digo presenciar porque podemos imaginarnos perfectamente los distintos escenarios en los que transcurre la infancia de este niño que vio cómo su vida daba un cambio radical al verse enrolado en las filas del LTTE (Los Tigres de Liberación del Ealam Tamil). Está claro que el autor utiliza sus conocimientos cinematográficos para conferirle esos tintes visuales a los episodios que nos relata el protagonista en primera persona. De esta forma podemos imaginarnos perfectamente cómo es el día a día entre los miembros de la guerrilla tamjl, las escenas costumbristas que reflejan la vida en Maboombu, o las vicisitudes por las que pasa David William Guiness, (me gustó la anécdota que nos cuenta de por qué le pusieron este nombre) como así fue bautizado el que sería conocido como Sandokán, su nombre de guerra, cuando logra marchar a la India para, desde allí, buscar un futuro en el que conseguir alcanzar sus sueños. Sin olvidarnos de lo que ocurre en el restaurante de Marsella, en el que trabaja como gerente, pues será cuando, ya instalado en esta ciudad francesa, le cuente a su novia Miriam su infancia.

Creo que, en mi modesta opinión, en Niño, Tigre, Soldado, el autor logra que nos sumerjamos en una trama en la que, a parte de ofrecernos una temática poco habitual en literatura, nos invita a reflexionar, a remover conciencias sobre lo que ocurre en esos conflictos en los que niños que deberían estar haciendo actividades propias de su edad, son enrolados como soldados. Me imagino que quienes ya la han leído, al igual que me pasó a mi, les habrá llamado la atención el encabezamiento de los capítulos, sobre todo a partir del cuarto, ya que veía a casi todos ellos como meditaciones del narrador sobre esos años desgarradores de su vida. A lo largo de esos capítulos iremos comprobando su transformación desde que forma parte de la guerrilla tamil, pero también veremos cómo la duda se apodera de él ante las situaciones duras y dramáticas que le toca vivir y presenciar, pese a las ideas que les van inculcando en el campamento quienes están a su mando. «Sandokán, tú no tienes que tener la más remota idea de quién fue Mao o Buda, ni falta te hace. Nuestro cometido es luchar contra el ejército cingalés y obtener un estado independiente, entonces viviremos en paz. Dejaremos las armas, ya que tendremos un ejército nacional para proteger a nuestro país, y viviremos tranquilamente cerca de la playa, lejos de esta selva llena de mosquitos y ratas».
(niños soldados LTTE)
En Niño, Tigre, Soldado el lector encontrará reflexiones que invitan claramente a la meditación, sobre todo me impactó las de su tía Renuka, quien no dudaba en sermonearle cada vez que podía: «David, debes comprender que los tigres tan solo alcanzan el poder mediante violencia. Solo gracias a ella. Los empresarios la emplean, los pequeños dueños de las tiendas en nuestro pueblo de Maboombu la sufren; los abogados viven a su costa; los jueces y los periodistas en Colombo mueren por ella; los policías y los militares cingaleses la han convertido en su oficio contra nuestra comunidad tamil. Pero los jefes de los tigres, David, ten por seguro que ellos la adoran». Pese a que sea reflexiva, no se crea el lector que estamos ante una novela iniciática, ni mucho menos; sino que, a través de ellas, comprenderá cómo interpretaban lo que significaba ese conflicto el elenco de personajes que nos encontramos a lo largo de las 226 páginas que, aproximadamente, conforman la novela, y que reflejan perfectamente lo que ocurría en este país durante los años que duró esta cruenta guerra civil.
(Sri Lanka)
Alfredo de Braganza traza unos personajes con fuerza y, como me gusta decir en estos casos, son carne y hueso, porque parece que cobran vida propia, y todos ellos muy creíbles. Los iremos conociéndolos perfectamente a lo largo de los capítulos, así como su evolución. En mi modesta opinión, entiendo que son unos personajes carismáticos. Destacaría a Renuka, su tía, Gorila, como apodaban a su padre, (el lector comprenderá a lo largo de los capítulos en los que aparece este personaje el porqué de este mote), el padre Thomas, Ambika, por el significado que tenía esta joven para el protagonista (La sonrisa de Ambika valía más que una vida), sin olvidarnos de niños soldados como él: Arafat, Dominic, o Mao.

Niño, Tigre, Soldado es una novela bien escrita, con un lenguaje sencillo, cercano, de lectura ágil, y diría que adictiva porque queremos conocer las vicisitudes que rodean a este personaje, en la que el autor va directamente al grano. De esta forma creo que logra que sean impactantes los episodios que nos relata. La sinopsis la define perfectamente: Terrible y desgarradora, esta novela evoca, con realismo implacable y profunda empatía, la brutal existencia de los niños soldados en el grupo terrorista LTTE. Amistad, amor, superación, supervivencia y coraje son valores que encontraremos a lo largo de sus páginas, aunque también el odio, la violencia y la venganza están presentes en ella, como parte que son de la condición humana.



Biografía:

Alfredo De Braganza es autor de Nadia sin miedo, Matar a Dawood, la novela histórica, Amrita: La apasionante historia de la Frida Kahlo de India (Suma de Letras-México) y, La princesa Noor (Ediciones B-México); thriller ambientado en la segunda guerra mundial con prólogo del célebre periodista y escritor, Dr. César Vidal. Acreedor de premios internacionales por su faceta de guionista, productor y director cinematográfico, ha viajado por diferentes países y trabajado en diversos campos.


Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de Amazon. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña y fotografía de Alfredo de Braganza, de Google Imágenes. 



19 comentarios:

  1. Hola Francisco!!
    Sí... Uno de esos libros que conciencian y que nos obligan a asomar nuestra naricita más allá de nuestra zona de confort!!
    Hace poco he leído otra novela basada en un niño pakistaní que también era esclavo infantil Iqbal Masih, una historia emotiva a la vez que realista!!
    Estuve indagando y hay diferentes tipos de explotación infantil, y reclutar niños soldado es una de ellas!!
    Buena reseña!! ;)

    ResponderEliminar
  2. A mí esta temática no me llama en especial. Lo dejo pasar.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que pinta buen, pero con lo que tengo pendiente tiene que llamarme mucho para llevármelo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Aunque lo veo francamente interesante de momento no me lo llevo, aunque me lo voy a apuntar porque conocer ese tema de primera mano es muy atractivo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. No me llama mucho la atención, así que, aunque debe ser una novela buena según cuentas, la dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. No puedo negar que tiene buena pinta, pero lo voy a dejar pasar porque ando enterrada en libros... Besos

    ResponderEliminar
  7. Interesante libro y sobre todo interesante temática sobre un mundo al que cerramos los ojos. Me parece una lectura para anotar.
    Buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. A pesar de tus buenas impresiones, no me llama demasiado y en este momento estoy muy saturada. Gracias
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. No me llama tanto, pero no lo descarto.

    Saludos, xD

    ResponderEliminar
  10. ¡Ay! No, este creo que no podría leerlo, demasiado para mí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Estaba esperando tu reseña y creo que es una novela que merece la pena por lo que cuentas. A mi esta temática si que me atrae.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. A pesar de tu buena opinión a mí la verdad es que el tema no me atrae nada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. No lo conocía pero lo que cuentas no me disgusta, podría animarme
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Una lectura dura, porque, por desgracias, es real. No me importaría leerla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Ufff esta es una de esas lecturas que no puedo dejar pasar, y encima a 0,99 euros. Gracias por darla a conocer y queda más que anotada. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Leí un libro en el que se hablaba un poco de los Tigres Tamiles así que no me importará conocer una historia más específica sobre ello.

    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Esta vez no me lo llevo, no me atrae el libro. Gracias por tu reseña
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Otro descubrimiento que puede ser de mi agrado, tomo nota. Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Creo que no es el tipo de libro para leer en cualquier momento pero, lo mismo que disfruté con la historia de Iqbal, tampoco descarto leerlo más adelante.

    ResponderEliminar