lunes, 20 de febrero de 2017

La ciudad, de Luis Zueco




















Datos técnicos:

Título: La ciudad
Autor: Luis Zueco
Editorial: Ediciones B
Primera edición: noviembre/2016
Encuadernación: tapa dura con sobrecubierta
Idioma: castellano
ISBN: 978-84-666-6011-2
Nº páginas: 512



Sinopsis:

Año 1284. Cae la noche en una de las ciudades medievales más bellas del mundo. Poderosas montañas y murallas inexpugnables la protegen de los reinos que la rodean y codician.

¿Te atreves a caminar por sus estrechas calles, por sus empinadas cuestas y sus asombrosos rincones?

Empieza a oscurecer. Sientes frío. Escuchas los rumores acerca de las inexplicables muertes que se están sucediendo. De los secretos que esconden los gremios. De la peligrosa mujer encerrada en las mazmorras.

Las puertas se cerrarán pronto. Corre.

Una noche más, nadie podrá escapar de la ciudad.



Opinión Personal:


Luis Zueco (Borja, 1979) está deleitando a los seguidores de su carrera literaria con una trilogía dedicada a la Edad Media. Son tres novelas de temática distinta, de las que ya están publicadas El castillo (reseña) y La ciudad. Pero sólo les une el período en el que están ambientadas: la trama de El castillo transcurre durante el siglo XI, y la de La ciudad en el último tercio del XIII. Es un disfrute sumergirse en su lectura porque me transportó literariamente a ese período de nuestra historia. Si en El castillo fui testigo directo de la construcción del castillo de Loarre, ahora me vi adentrándome por las estrechas calles, empinadas cuestas y asombrosos rincones de Albarracín, mientras leía La ciudad.

En el prefacio y en la nota del autor que acompaña al cuerpo de la novela, Luis Zueco nos explica el motivo por el cual La ciudad está ambientada en Albarracín. «Esta novela quiere rendir homenaje a la belleza patrimonial de Albarracín, a la recuperación que se ha realizado en su patrimonio y a su olvidada historia».
(Albarracín)
Pero lo que más me fascinó de La ciudad es la clara influencia que hay en ella de El nombre de la rosa, de Umberto Eco. De hecho, antes de adentrarnos en el cuerpo de la novela hay un fragmento extraído de la obra que tanta fama le dio al autor italiano. «No todas las verdades son para todos los oídos». El ambiente claustrofóbico que domina la trama, el misterio, los asesinatos que se cometen, las investigaciones que se realizan para esclarecerlos y el paralelismo entre algunos personajes de una y otra novela creo que son, en mi modesta opinión, un claro ejemplo de ello. De hecho, cuando aparecían en escena el dominico fray Esteban y el joven sacerdote Martín, me venían a la memoria Guillermo de Baskerville y Adso de Melk. Incluso coinciden en la voz narradora: si en El nombre de la rosa era Adso de Melk quien contaba la historia en primera persona, es Alodia la narradora de los 74 capítulos en los que está estructurada la novela. 

Pero también el lector se encontrará con claras alusiones metaliterarias en algunos de sus personajes, bien en torno a lo que significan los libros para ellos o con alusiones a algunos en concreto, como las menciones que se hace a Las mil y una noches o la General Estoriaque mandó escribir Alfonso X El Sabio en la Escuela de Traductores de Toledo «Él sabía que conocer la historia daba poder, que la historia es un arma, tan poderosa como la mejor espada y mucho más difícil de controlar y detener»(pág. 336); bien hablando sobre lo que significan para ellos. Me quedo con este fragmento, que bien se puede aplicar a nuestros días, al igual que otros comentarios que sobre su pasión por los libros: «El conocimiento es poder, leer es como entrenarse para la guerra. Un buen guerrero debe practicar con la espada...En mi caso, y en el de Ayub, hay que poseer sabiduría, conocer la historia, las pasiones de los hombres, sus debilidades, sus deseos. La vida es una lucha sin cuartel, y todo conocimiento nos hace más fuertes para la batalla (pág. 283)
(Torre de doña Blanca-Albarracín)
Si en El castillo asistimos a la construcción de uno de los monumentos militares más importantes de Europa, como es el castillo de Loarre, en esta ocasión seremos testigos del día a día en una ciudad medieval, en donde la vida comienza a trasladarse a las ciudades, se revitaliza el comercio, surgen nuevas órdenes religiosas para hacer frente a nuevos desafíos, como responde Luis Zueco a una interesante entrevista que le hacen en la web de Todoliteratura, pese a que, como advierte la narradora en el prólogo «pese a que durante cuatro meses fue el centro de la cristiandad», porque buena parte de la trama transcurre durante el asedio al que es sometido Albarracín por Pedro III de Aragón, hecho histórico del que el lector tendrá conocimiento a lo largo de los capítulos, aunque en un segundo plano. Pero si El castillo es una novela en la que cobra un claro peso los hechos históricos de la época, en La ciudad creo que, aunque el momento histórico que abarca la novela está presente por el rigor histórico que le confiere el autor a sus novelas, prevalecen más los rasgos propios de un thriller, en donde la intriga, el misterio y la investigación que se realiza para esclarecer los asesinatos que se cometen atrapan al lector. En este sentido, la intriga está asegurada porque el autor nos presenta varios posibles culpables, pese a que detienen a Alodia como principal sospechosa. Y es que a medida que se iban sucediendo los episodios y las actuaciones de algunos personajes, me hacían pensar que cualquiera de ellos podía ser su autor, pero no será hasta el desenlace cuando el lector sepa quién y por qué los cometió. Creo que aquí Luis Zueco utiliza una de las reglas básicas de una novela policíaca, que no es otra que despistar al lector a la hora de averiguar quién es el culpable de esas muertes.
(catedral de Albarracín)
Luis Zueco dice en la nota del autor que «La ciudad representa esa sociedad que comienza a abrirse, el floreciente comercio, el auge de los gremios la importancia de su sede episcopal. Con la ciudad me refiero tanto al reconocimiento que supone, pues de hecho Albarracín es un señorío, sino el espacio urbanístico donde se desarrolla toda la trama, diferenciando ese escenario intramuros del resto de aldeas y tierras que conformaban el señorío». Y esto que comenta queda perfectamente reflejado a través de un variopinto mosaico de personajes que desfilan por sus páginas, todos ellos magníficamente construidos. Al igual que en El castillo, dominan los de ficción, aunque también nos encontraremos con algunos históricos, pero su aparición será más bien puntual. Aunque en un principio estamos ante una novela coral, el desarrollo de la trama cobra mayor interés desde el momento en el que entra en escena Alodia, una mujer que se va a convertir en la protagonista de la novela con el paso de los capítulos, pero es mejor que sea el lector quien descubra los rasgos que la definen. El personaje por excelencia de esta novela es Albarracín, que se nos presenta con una ambientación exquisita. Diría incluso que estamos ante una novela muy visual, porque tal y como describe los escenarios, podemos imaginarnos perfectamente cómo son cada uno de ellos. Como ya comenté en alguna ocasión, creo que en esto influye la gran afición a la fotografía que tiene Luis Zueco.

Creo que Luis Zueco nos está ofreciendo una magnífica trilogía sobre la Edad Media, ambientada en enclaves fronterizos bien elegidos para mostrarnos una visión general de cómo era la vida en la Edad Media, ofreciéndonos en cada una de las novelas que la conforman los cambios que se van produciendo en ese período de nuestra historia, a medida que los reinos cristianos ven cada vez más cerca la posibilidad de expulsar definitivamente a los musulmanes.


Biografía:

Luis Zueco (Borja, 1979) es novelista, historiador, investigador y fotógrafo. En la actualidad es el director del Castillo de Grisel, fortaleza medieval convertida en hotel con encanto. Además, es ingeniero industrial, licenciado en Historia y máster en Investigación Artística e Histórica, miembro de la Asociación Española de Amigos de los Castillos, vicepresidente de la Asociación de Amigos de los Castillos de Aragón y colaborador, como experto en patrimonio y cultura, en diversos medios de comunicación.

Su novela El escalón 33 (reseña)  recibió la Mención de Honor en el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza 2012, el Premio al Mejor Thriller Histórico 2012 de la web Novelas Históricas y fue seleccionada en el I Certamen de Novela Histórica Ciudad de Úbeda.

También ha publicado la novela histórica Tierra sin rey y la guía Castillos de Aragón: 133 rutas.

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomadas de la web de Ediciones B. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, de google imágenes. Fragmento de entrevista en web Todoliteratura. 




22 comentarios:

  1. Me gustó mucho este libro. Luis Zueco sabe bien cómo aunar entretenimiento e historia.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me gusto mucho léerla. Esperaba algo más lento y me entretuvo mucho.

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo apuntado para leer¡¡¡
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me gustó mucho este libro, una combinación de ingredientes muy entretenida...
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo contigo, Paco. Este autor sabe elegir escenarios y recrearlos, transportándonos a otras épocas. Estoy deseando que llegue el siguiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. A ver si lo leo ya, pero quiero empezar por el primero ante de este.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. En principio no pensé leerlo pero después de tantas opiniones positivas seguramente lo lea este verano cuando esté más relajada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Aunque la histórica no es mi palo fuerte, es verdad que esta novela en particular me tiene con ganas... De todas las que ha publicado Luis Zueco, quizá sea esta la que más me tienta, sobre todo por las referencias a "El nombre de la rosa" y a esa ambientación gótica.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Ya lo tengo apuntado por otras reseñas, es un libro que creo que me gustará así que a ver si puedo leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Esta, por lo que cuenas me llama más que la primera; aun así no sé si me animaré.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!
    tengo muchas ganas de empezar con este libro de mi paisano^^ Ojala pueda ponerme pronto con él.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Yo tengo pendiente leer el anterior antes que esta :)

    ResponderEliminar
  13. Creo que lo voy a leer. Tiene buena pinta.

    ResponderEliminar
  14. Para ser novela histórica, Zueco me atrapó con la historia.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  15. Buenísima reseña. Y muchas buenas opiniones estoy viendo de este libro. Lo leeré, sin duda.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Leí una novela del autor que me entretuvo mucho así que este también está en mi lista para leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Tengo pendiente a este escritor, tanto la ciudad como el castillo me llaman mucho. Besinos.

    ResponderEliminar
  18. Me llama mucho la atención este libro pero es que, tantas trilogías me cansan. Besos

    ResponderEliminar
  19. No lo conocía pero me gusta la histórica, así que no lo Descarto.

    ResponderEliminar
  20. Suelo leer algo de novela historia de mucho en mucho, pero viendo lo que te ha gustado lo tendré en cuenta. Al libro y al autor.

    Un abrazo ;)

    ResponderEliminar
  21. Con la de veces que he pasado por Albarracín¡¡ , sin duda esta es una novela que disfrutaría: metaliteratura, thriller, y una buena época narrativa, ¿que más podemos pedir?. Un abrazo

    ResponderEliminar