viernes, 9 de diciembre de 2016

La niña y su doble, de Alejandro Parisi


Datos técnicos:

Título: La niña y su doble
Autor: Alejandro Parisi
Editorial: Lumen (Grupo PRH)
1º edición: mayo 2016
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
Idioma: Castellano
ISBN: 978-84-264-0304-9
Nº pág.: 269


Sinopsis:

Europa del Este. 1939. Rusia invade la ciudad de Lwow alterando la vida de miles de familias. Dos años más tarde, desde el Oeste, una plaga asesina revolverá la tierra con el objetivo de exterminar a todos los judíos.
Nusia, la heroína de esta novela, es tan solo una niña que intentará resistir junto a su familia las embestidas nazis. Crecerá entre el ruido de las bombas y el silencio de las ausencias, y deberá abandonar su ciudad, su familia, su lengua y hasta su propio nombre.


Opinión Personal:


Cuando se publica una nueva novela sobre el Holocausto estoy muy pendiente de las primeras opiniones que se vierten sobre ella, porque es una temática que me atrae, como ya lo comenté en más de una ocasión. Y es que, pese a que en líneas generales ya sabemos lo que ocurrió en ese triste período de la Historia de la Humanidad, siempre nos resultarán atractivos los títulos en los que los autores nos ofrecen historias con nombres y apellidos, que nos invitan a reflexionar, porque jamás piensa uno que lo que lee pudiese haber ocurrido realmente pero, como bien sabemos, la realidad supera con creces a la ficción, y esto lo podemos comprobar en la primera obra que se publica en España del escritor argentino Alejandro Parisi, La niña y su doble.
(Ghetto Lwow)
En La niña y su doble, Alejandro Parisi nos ofrece el testimonio novelado de las vicisitudes por las que pasó la niña judía Nusia Stier para sobrevivir al horror nazi. El lector tendrá ante sí una narración dura, conmovedora, emotiva y desgarradora, en la que el escritor argentino utiliza un estilo directo, sin rodeos ni artificios, con los que consigue causar el efecto deseado. Pese a que no pasó por los campos de exterminio era una superviviente más del Holocausto, sí puede decirse que es una superviviente del mismo, porque vio cómo una parte de sus seres queridos eran víctimas de esa barbarie y tuvo que adoptar una identidad falsa con la que salvarse del horror nazi, porque su padre le dijo que era la única forma que tenía de conservar su vida, mediante la mentira, el silencio y la oración, pues adoptaría la identidad de una niña ucraniana católica. Aunque no por ello renuncia a sus orígenes, porque en varios momentos de la narración veremos cómo se arriesga a conseguir información de su familia biológica, pese a que era consciente de que en esos momentos ponía en peligro su vida.

Ya comenté que el Holocausto no forma parte directa de la narración, pero el lector tendrá en todo momento información de todo lo que les ocurre a los judíos durante el terror nazi, desde los progromos hasta la llamada Solución Final, en la que los nazis llevaban a cabo el genocidio sistemático de la publación judía europea durante la Segunda Guerra Mundial. Y es que en la novela, lo que interesa es todo lo que ocurre en torno a Nusia Stier, sin olvidarnos de la información que se nos va facilitando sobre el avance del conflicto bélico.

Tengo que reconocer que en un principio me costó trabajo adaptarme a la narrativa del autor, porque me encontraba con giros propios del español latino, pero una vez adaptado a estas expresiones la lectura fluye de forma fluida. El autor argentino nos ofrece también una novela muy dinámica, tanto por el ritmo ágil de la misma, como por la variedad de escenarios que nos ofrece, en donde seguiremos a Nusia/Stanislawa/Slawka por las distintas ciudades que formarán parte de su vida durante seis largos años.

Un elemento nuevo que nos encontramos en La niña y su doble en relación con otras novelas en las que el Holocausto está presente, es la presencia de los ucranianos, que actuaban como colaboracionistas de los alemanes porque tenían la promesa de lograr la independencia de su país, que estaba bajo dominio ruso. Ucranianos con los que, sin embargo, conviviría durante buena parte de esos seis largos años, siendo adoptada por la familia del general Marko Bezruchko, al haber sido adoptada por Claudia, su esposa. De hecho, en algún momento de la narración, el lector se encontrará con que los judíos se encuentran cercados por rusos, alemanes y ucranianos, sin olvidarnos de la traición de la que son objeto al ser entregados a los nazis por judíos colaboracionistas.

Aunque la novela está estructurada en 35 capítulos más un epílogo, diría que en ella nos encontramos con tres partes bien diferenciadas: en la primera de ellas el lector presencia todo lo que sucede en Lwow, desde el momento en el que los rusos invaden la ciudad hasta que es tomada por los nazis. En esta parte es el Rudoph, el padre de Nusia Stier, quien tiene un papel más predominante y decisivo en el futuro de la niña en esa fase de la trama. El lector sacará sus propias conclusiones en lo referente a su actuación, aunque creo que tuvo el claro convencimiento de que actuaba en beneficio de su familia y de su pueblo, porque también ayudará a que otros judíos puedan salvarse. En la segunda y tercera partes entra en escena otro personaje destacado de la novela: Claudia, la esposa del general Marko Bezruchko, que la adoptará en el orfanato en el que estaba internada y cuidará de ella como si fuera su madre. De hecho, incluso me apenó que se tuvieran que separarse, pero Claudia tenía claro que Nusia debía volver con su madre biológica. Quizás es esta tercera parte la que más me impresionó de La niña y su doble, porque en ella me encontré con rasgos propios de una novela de espionaje, con el plus de interés que esto supuso para mi y, pese a que la guerra ya había terminado, me tenía en vilo todo lo que ocurría en torno a la protagonista, ante la persecución de la que era objeto por parte de los ucranianos, sabedores de la información que poseía y temerosos de que pudiera delatarlos. Creo que esta es la parte más trepidante de la novela, en la que diría incluso que tiene ritmo de thriller, y en la que nos encontramos con un personaje histórico que le ayudará a que logre reencontrarse con su madre biológica en Polonia: Simon Wiesenthal, que dedicó la mayor parte de su vida a localizar e identificar criminales de guerra nazis que se encontraban fugitivos, para llevarlos ante la justicia.

Aunque en un principio me costó adaptarme a la narrativa de Alejandro Parisi, por el hecho de que utiliza algunas expresiones propias del español latino, y porque en algún momento de la narración me pareció que algunas escenas ocurrían de una forma rápida, he de decir que su lectura fue, finalmente, muy satisfactoria. Merece la pena adentrarse en esta historia basada en esa parte de la vida real de Nusia Stier porque seguro que no dejará indiferente a quien le dé una oportunidad.


Biografía:


Alajandro Parisi nació en 1976 en la Ciudad de Buenos Aires. Es guionista y escritor. Varios de sus cuentos han sido publicados en distintas antologías de Argentina, España, Francia y Alemania. Sus novelas han contado con el aplauso de la crítica literaria y de los lectores argentinos. La niña y su doble es su cuarta novela y la primera que se publica en España. Su obra se completa con Delivery, su primera novela, fue editada en 2002 por Editorial Sudamericana y en 2007 fue traducida al italiano por E/O Edizioni. En 2009, Editorial Sudamericana lanzó su segunda novela, El ghetto de las ocho puertas, basada en la experiencia de una sobreviviente del gueto de Varsovia; Un caballero en el purgatorio y Con la sangre en el ojo. El autor confiesa tener una implicación especial con la protagonista de esta historia, pues su familia, al igual que Nusia, también sobrevivió al Holocausto. 

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de la web de la editorial. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña y fotografía de Alejandro Parisi, tomadas de Google Imágenes.  





21 comentarios:

  1. No me importaría leerlo. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Ya había visto alguna reseña y estaba resistiéndome, usando la excusa de que tengo mucho acumulado... pero esta novela la tengo que leer sí o sí, y ya será para el año que viene.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Coincidimos en nuestras impresiones. Como a ti me sucedió que me costó adaptarme un poco a la narración, pero el esfuerzo sin duda mereció la pena.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Como me alegro que al final la hayas disfrutado. Es cierto que, en principio, chocan los localismos, pero luego te metes en la historia de esa niña y es escalofriante lo que tuvo que vivir. Buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que a mí lo de los localusmos me saca totalmente de las lecturas y por eso la tengo descartada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. La tengo apuntada ya porque, como a ti, el perido de la II GUerra Mundial nunca me cansa. Cada caso, es una vivencia distinta y cada uno ha sobrevivido de una manera diferente.

    Bs.

    ResponderEliminar
  7. No me importaría leerla si se cruza en mi camino porque me llama la historia. Aunque lo de los localismos me frena mucho.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. A mí tampoco me importaría nada leérmelo. Me frena un poco ese comienzo en el que cuesta entrar, pero seguramente me gusta tanto el argumento que lo disfrutaría.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Si se cruza en mi camino podría animarme, que no tiene mala pinta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Como a ti, a mi también me encanta esta temática. No conocía la historia de Nusia Stier, parece sorprendente. Lo de la narrativa en español latino me hecha un poco para atrás, pero de todas maneras le daré una oportunidad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me gustó su lectura pero también le encontré alguna pega como tú. Besos

    ResponderEliminar
  12. Me alegro de que la hayas disfrutado, Francisco. Un abrazo desde Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  13. Se ve un libro muy interesante. La temática es dura pero necesaria, y siempre me ha llamado la atención. Me alegra que te haya gustado a pesar de los pequeños inconvenientes.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Yo ya lo tengo apuntado pues es una temática que me suele gustar mucho

    ResponderEliminar
  15. Lo tengo apuntado, así que creo que terminaré leyéndolo
    Besos

    ResponderEliminar
  16. No se si me animare con la novela, a mi la Segunda Guerra Mundial no me llama demasiado,porque lo paso mal leyendo estas novelas. Aun así no las descarto del todo. Besinos.

    ResponderEliminar
  17. Pese a ese matiz de tardar un poco el coger el ritmo, es una novela que espero no tardar mucho en leer. Un besote!

    ResponderEliminar
  18. Entiendo lo que dices de las expresiones del español latino, a mí antes me sacaban totalmente de la lectura, y todavía hoy cuando doy con algún libro que está traducido así me cuesta, pero la verdad es que ya me voy a acostumbrado.
    Me ha gustado mucho la reseña, me ha aclarado varias dudas :-)
    Besos.

    ResponderEliminar