martes, 16 de mayo de 2017

Los renglones del destino, de Rubén C. Morato

















Datos técnicos:

Titulo: Los renglones del destino
Autor: Rubén C. Morató
Editorial: Somegest de Mallorca S. L. (Autoeditado)
1ª edición: 1 de febrero de 2017  (enlace Amazon)
Encuadernación: tapa blanda
Idioma: Castellano
ASIN: B01MXPVJV9
Nº páginas: 414
Precio: 1,89€


Sinopsis:


De no haber sido por Alejo Doménech, el hombre de vida oscura que aquella tarde de invierno se decidía a entrar en la parroquia de las Tórtolas para confesar un pecado cuyas implicaciones nadie alcanzaba a sospechar en aquel momento, Alicia Cepeda, inspectora de la Brigada Central de Investigación de Delitos contra las Personas, nunca habría sabido de Casimiro Santamaría, un joven
subinspector adscrito a la Brigada de Patrimonio Histórico.

Tampoco el padre Juan, hasta entonces un heterodoxo párroco preocupado por el bienestar de su comunidad, un siervo de Dios cuya vida iba a cobrar un nuevo significado tras escuchar la inaudita confesión, un conocimiento adquirido al amparo del secreto de confesión, pero también contrapuesto a los dictados de su conciencia.

Sin embargo, será la muerte de Alejo –acaecida a la salida de la iglesia– el desencadenante de una serie de acontecimientos aparentemente inconexos, hechos que un misterioso ladrón de objetos de arte terminará por dar sentido cuando Alicia y Casimiro descubran que los robos apuntan a uno de los secretos de Estado mejor guardados de la España de 1950. A un secreto… y al asesinato del humilde matrimonio Palacios a manos de un depravado que la Justicia de la época no dudó en condenar a la pena capital, una sentencia ejecutada en la lluviosa mañana del trece de febrero de 1973.



Opinión personal:


De Rubén C. Morató leí su libro de relatos Quince relatos para 15 momentos...”Tontos”(reseña). Tras su lectura, llegué a la conclusión de que tenía que leer alguna de sus tres novelas publicadas hasta la fecha, todas ellas autoeditadas en Amazon, ya que los relatos mostraban el buen hacer del autor. Por eso hoy publico mis impresiones sobre Los renglones del destino, con el subtítulo de Un pecado inconfesable. Y ya adelanto que recomiendo su lectura. Como siempre suelo hacer, paso a comentar lo que me pareció en su conjunto la novela, ya que no me soy partidario de desvelar más allá de lo que dice la sinopsis, que creo resume perfectamente lo que ocurre a lo largo de los capítulos que conforman Los renglones del destino.

Por los comentarios que leí en Amazon de sus otras dos novelas, el autor parece que tiene claro cuál es la forma de ofrecer sus obras literarias a los potenciales lectores, como bien dice en la nota final: "construyo relatos partiendo de situaciones históricas y cuyo único objetivo es el de entretenerle durante su lectura. Sin embargo, …me veo en la necesidad de desvirtuar el hecho histórico, motivo por el considero necesario explicarle qué hay -y qué no hay- de verdad en Los renglones del destino". En mi modesta opinión, entiendo que de esta forma, y a lo largo del desarrollo de la trama, el lector podrá comprobar que los hechos que realmente sucedieron y los ficticios están ensamblados a la perfección. Seguro que, al igual que me ocurrió a mí, al finalizar su lectura más de uno buscaría en Google información sobre la temática que sirve de base para construir el argumento de esta novela.
(Salvator Mundi-Leonardo da Vinci)
Los renglones del destino está catalogada en Amazon, por un lado, como novela de acción y aventura; y, por otro, como policíaca, negra y de suspense. En mi modesta opinión, entiendo que encaja más bien en esta última catalogación. El autor establece un perfecto equilibrio entre los ingredientes de uno y otro género literario, lo que hace que los lectores que disfruten de ambos géneros tengan el entretenimiento asegurado: la intriga estará presente en todo momento, y la corruptela galopante que es noticia en nuestro país, un día sí y otro también, salpica a algunos de los personajes que conforman el elenco que desfila por sus páginas. Sin olvidarnos de la fuerte presencia del secreto de confesión y del pacto de silencio, y de la presencia de un ladrón de guante blanco, como lo define uno de los personajes, que lleva a cabo los robos en propiedades, y que en un principio desorientan a los investigadores, pero con el transcurrir de los capítulos, se darán cuenta de que pertenecen a una misma familia.

En Los renglones del destino, Rubén C. Morató parte de un hecho ocurrido en 1972, con el asesinato del matrimonio Palacios, a manos de un depravado que la Justicia de la época no dudó en condenar a la pena capital, una sentencia ejecutada en la lluviosa mañana del trece de febrero de 1973, como nos adelanta la sinopsis. Ese asesinato será el detonante que provocará el interés en el lector por todo lo que ocurre a partir de ese crimen. Aunque después verá cómo hay un salto en el tiempo hasta la actualidad, en donde se irán resolviendo las dudas sobre lo ocurrido, y sabremos qué motivó el asesinato de este matrimonio, y quienes ordenaron cometer el crimen. Dudas que se irán resolviendo en dosis justas para así mantener el interés en la trama y la tensión narrativa que hay a lo largo de toda la novela. Pese a que casi toda la trama se desarrolla en la época actual, el autor nos facilitará información sobre lo ocurrido en torno al hecho histórico del que se vale para construirla.

Rubén C. Morató estructura la novela de una forma dinámica: sus 414 páginas se dividen en 85 capítulos, más un prólogo y un epílogo, todos ellos titulados y de corta extensión, lo que agiliza su lectura, cuyo ritmo estará marcado por una notable presencia de diálogos, algunos de ellos muy interesantes, como el que mantienen el obispo Manuel Benet y el padre Juan sobre el secreto de confesión. Sin embargo, y en mi modesta opinión, hay algunas fases en las que el narrador omnisciente toma parte activa en el desarrollo de los capítulos, ya que me encontré con acotaciones en las que recordaba fragmentos de episodios ocurridos anteriormente. Entiendo que un narrador omnisciente debe de ser neutro en el relato, limitándose a contar lo que sucede a lo largo de la trama, y sea el lector quien en todo momento deba de estar pendiente de todo lo que ocurre en el devenir de los capítulos, y sacar sus propias conclusiones si lo estima conveniente.
(Ural modelo Vorona-vehículo que utiliza el subinspector Casimiro Santamaría)
Si hay una palabra con la que se puede definir esta novela que hoy reseño, creo que es puzzle, pues está construida como si de un rompecabezas se tratase. El autor construye una trama perfectamente hilvanada, en la que el lector, a lo largo de los capítulos, comprobará cómo van encajando todas sus piezas, que en un principio parecen no tener conexión alguna entre ellas. Pero esas subtramas, sin aparente conexión, convergerán y nos conducirán a un magnífico desenlace, en el incluso nos esperará una última sorpresa. Creo que estamos ante una novela compleja, en la que los diversos ingredientes que la conforman hacen de ella una lectura atractiva, a la par que adictiva, porque el interés por lo que ocurre va de menos a más, y los episodios que se van sucediendo son un perfecto reclamo para interesarse por lo que sucede en los siguientes capítulos.

Los renglones del destino es una novela coral; aunque como suele ser habitual en estos casos, habrá algunos personajes que despunten sobre los demás, aunque todos ellos desempeñan un papel crucial en algún momento de la novela: incluso creo que se podría decir que nos encontramos con un efecto dominó, con lo que ello significa. Pese a lo que acabo de comentar, antes de que comience el cuerpo de la novela figura una relación de los personajes que intervienen a lo largo de su desarrollo. Personajes que, en su gran mayoría, será fácil de identificarlos, sobre todo por los nombres que el autor eligió para ellos: creo que es una forma de ayudar a familiarizarnos con cada uno de ellos; a parte de que están perfectamente construidos: quizás no tanto en lo físico, pero sí en su forma de ser y actuar. En el aspecto físico, creo que hay unos claros guiños a actores conocidos por todos, como Telly Savalas, que encarnó al detective Kojac; Harrison Ford es otro de los actores mencionados; o personajes ficticios como Ironside o Cruella de Vil. En lo que a personajes se refiere, y siempre en mi modesta opinión, entiendo que el autor pudo haberle sacado más partido a Alicia Cepeda, inspectora de la Brigada Central de Investigación en Delitos contra las Personas; así como a Casimiro Santamaría, subinspector de la Brigada del Patrimonio Histórico. La sinopsis dice será la muerte de Alejo –acaecida a la salida de la iglesia– el desencadenante de una serie de acontecimientos aparentemente inconexos, hechos que un misterioso ladrón de objetos de arte terminará por dar sentido cuando Alicia y Casimiro descubran que los robos apuntan a uno de los secretos de Estado mejor guardados de la España de 1950. Alicia y Casimiro investigaban de forma independiente esos acontecimientos inconexos, pero terminarán cooperando porque entienden que su colaboración es fundamental para que la investigación alcance el resultado deseado.

Rubén C. Morató ofrece al lector una novela bien escrita, en la que el autor tiene un estilo narrativo muy directo y efectivo. A lo largo de la novela el lector comprobará que realizó una exhaustiva labor de documentación para construir una trama perfectamente hilvanada, contada en presente por un narrador omnisciente, y en donde la intriga y el interés por lo que sucede durante su desarrollo mantienen el interés del lector por todo lo que en ella ocurre. Quienes disfrutan de un buen thriller, de una novela negra, o de ambos géneros literarios, tienen ingredientes para que Los renglones del destino sea una lectura amena, atractiva y adictiva.


Biografía:


Nacido en 1962. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por ICADE. Durante quince años trabajé por cuenta ajena, al mismo tiempo que desempeñó labores docentes en escuelas de negocios de Madrid, Oviedo y Santander.

En el año 2000 decidí llegado el momento de trabajar por cuenta propia, optando por crear mi propia empresa y colaborar con una excelente y mundialmente conocida franquicia del sector de la restauración rápida. Trece años más tarde consideré llegado el momento de dedicarme a mi familia, a mí mismo... y también a usted a través de mis novelas. Emprendía un nuevo rumbo en mi vida, por primera vez alejado del mundo empresarial, un mundo tan apasionante como lleno de alegrías y sinsabores. Finalmente, sólo reconocerle que soy consciente de no haber nombrado a ninguna de esas multinacionales en las que he trabajado, o con las que me he asociado y colaborado. Y no lo he hecho porque, ahora que nada me une a ellas, siguen prosperando perfectamente sin mí: eso sólo quiere decir que lo que por entonces dijera mi tarjeta de presentación nunca fue relevante. La realidad ha demostrado que Rubén C. Morató es un ser humano perfectamente sustituible. Por cierto, como todos lo somos. Este último aspecto también es muy importante no olvidarlo en esta vida. Si desea saber más sobre mi trayectoria vital, le invito a que visite mi página web www.rubencmorato.com

Nota: Datos técnicos y sinopsis, tomados de Amazon. Biografía del autor, de su web. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña, así como fotografía de Rubén C. Morató, de google imágenes. 

14 comentarios:

  1. Pues aunque este título no ha terminado de atraerme, sí que quiero indagar en este autor y echaré un vistazo a sus novelas en Amazon.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No tiene mala pinta, podría animarme cuando tenga menos pendientes
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Estaba esperando tu opinión. Después de leer la biografía que me mandó Rubén tuve claro que quería leer su novela y, como ya le comenté a él, espero hacerle pronto un hueco. Besos

    ResponderEliminar
  4. No conocía al autor ni a sus novelas, pero lo que cuentas de esta en particular me gusta. Me lo apunto, además por 1,89€ quién se puede resistir...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues no tiene mala pinta... pero ahora mismo ya me he liado demasiado y mejor lo dejo pasar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Magnífica reseña la que nos traes hoy, coincido con tus impresiones, es una novela que para mi va de menos a más, con un final muy bueno. Además como dices yo también fui de los que cuando acabó de leerla busqué información sobre hechos reales que nos cuenta que yo desconocía de la historia reciente de España. Has bordado la reseña, felicidades. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me lo apunto ya que me ha entrado mucha curiosidad, besotes

    ResponderEliminar
  8. Me quedo con el nombre del autor, a ver qué novelas tiene por ahí
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Muy buena reseña!! Me has dejado dudando, bolígrafo en mano. Me había propuesto solo apuntar tres esta semana, y ya llevo dos...y solo es martes.
    Me lo pienso hasta final de semana, me ha gustado bastante lo que nos has contado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Tiene buena pinta pero no doy más de mi. Tengo que recortar títulos así que lo dejo pasar por ahora.

    ResponderEliminar
  11. Pues no pinta mal. Pero ahora mismo con tanto pendiente, le va a tocar esperar y mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Estaba esperando tus impresiones y me gusta lo que cuentas. La anoto, pero imposible pensar en ella de forma inminente. Estoy muy por encima de lo que puedo asumir.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Pinta bien, pero tengo tal lío que no puedo añadir más.
    Un beso ;

    ResponderEliminar
  14. Si pudiera hacerle hueco ahora mismo me ponía con su lectura pero mañana empieza la feria del libro aquí y me salen los libros por las orejas!! De todos modos, tomo nota Paco. Besos

    ResponderEliminar