jueves, 13 de julio de 2017

El crimen del ómnibus, de Fortuné du Boisgobey

























Datos técnicos:





Título: El crimen del ómnibus.
Título original: Le crime de l´omnibus.
Edición ilustrada.
Autor: Fortuné du Boisgobey.
Traducción: Eva Mª González Pardo.
Editorial dÉpoca.
1ª edición: marzo/2017.
Encuadernación: tapa blanda con solapas.
ISBN: 978-84-943634-9-8.
Nº páginas: 312.



Sinopsis:




Nos encontramos en París en 1878. Una joven muere misteriosamente en un ómnibus de la ciudad. El pintor Paul Freneuse —testigo de la escena—, al darse cuenta de que la joven que viaja junto a él está muerta, comienza a pensar que tal vez ha sido asesinada sin que ningún pasajero se haya dado cuenta, y comparte su deducción con su amigo Binos. Freneuse debe ocupar su escaso tiempo en completar el cuadro que presentará a la Exposición Universal, pero Binos no cejará en la investigación del crimen. El lector hará entonces un recorrido por el París más bohemio, con pistas salpicadas en cada capítulo —una aguja envenenada, el fragmento de una carta…—, una historia de amor, un par de asesinos particularmente audaces, un policía profesional…



Opinión Personal:




La editorial dÉpoca se destaca por ofrecer en su catálogo títulos muy apetecibles, todos ellos de autores clásicos, en su gran mayoría desconocidos para los lectores, como es el caso de la novela que hoy reseño: El crimen del ómnibus, de Fortuné du Boisgobey. Con este título inicia su colección dÉpoca Noir.

El crimen del ómnibus es una novela atractiva para quienes gustan disfrutar tanto de la novela negra como de un buen thriller. Tiene ingredientes de uno y otro género, en donde el lector se encontrará con una investigación policial, aunque llevada a cabo por un investigador aficionado —Jacques Binos—, así como por un magnífico retrato de la sociedad de la época, y en donde no faltará el romance, que en unos capítulos se eleva sobre el misterio por encima de aquellos otros en los que el crimen absorberá nuestra atención.

Nos dice Juan Mari Barasorda en la introducción que estamos ante una novela policíaca urbana, que puede considerarse como la precursora de las de este género y de aquellas en las que hay un crimen en un espacio cerrado en movimiento.  Nos dice que Agatha Christie se fijó en esta novela para escribir Asesinato en el Orient Express. En El crimen del ómnibus Fortuné de Boisgobey atrapa al lector desde las primeras líneas, ya que las escenas que tienen lugar en los primeros episodios de la novela sirven de aliciente para invitarnos a seguir las investigaciones llevadas a cabo por Jacques Binos, un joven pintor que tiene una peculiar relación de amistad con Paul Freneuse.                                                                                                                                                                         (Teatro Porte Saint-Martin-París)


El lector se encontrará con una investigación policial en la que irá conociendo los pormenores de la misma en pequeñas dosis. Será un investigador aficionado —Jacques Binos—, quien decida llevar a cabo las investigaciones para descubrir al culpable o culpables del crimen y entregarlos a la policía, una vez que el pintor Paul Freneuse le relata lo ocurrido en el ómnibus y le comentará que tiene la sospecha de que la joven pudo ser asesinada; pero no quiere denunciar el crimen ante la policía, sino solo dirigirse a ellos una vez que sepa que sus sospechas son ciertas. Pero el lector también se encontrará con otra subtrama en la que conoceremos el mundo que rodea a Paul Freneuse, un pintor de éxito que estaba trabajando en un cuadro que iba a exponer en la Exposición Universal que iba a tener lugar en París al año siguiente. Una subtrama que enriquece el desarrollo de la novela, y que provocará que el lector compruebe cómo los personajes que desfilan por sus páginas van cruzando sus vidas, llegando al punto de que en algún momento se producirán escenas propias de una comedia de enredo, que levantarán alguna que otra sonrisa al lector. Es en esta subtrama en donde conoceremos a los personajes más a fondo.


Me imagino que lo primero que llamaría la atención del lector será la particular visión que el autor hace de París. Seguro que a la gran mayoría de los lectores les pasaría lo que a mí, pues pese a haber leído novelas ambientadas en la capital francesa, me era difícil reconocer muchos de los espacios por los que se movían los personajes. El lector visitará en algún momento los extrarradios de la capital parisina en los que malvivían quienes abandonaban la miseria en la que se veía sumida su tierra italiana. Pero también visitará Montmartre, el boulevard de Rochechouart, la plaza de la Pigalle, en donde residían la gran mayoría de los pintores de la época; el teatro de la Porte-Saint-Martin, donde algunos de los personajes asistirán a la representación de Les Chevalliers des Brouillards, o el cementerio de Saint-Ouen. En la introducción, Juan Mari Barasorda nos dice que Fortuné du Boisgobay describe el París de la época con la precisión del escritor experto en literatura de viajes, y de esa forma el lector podrá imaginarse perfectamente cómo son los escenarios que le presenta un narrador omnisciente.
(Place de Pigalle-París)

En El crimen del ómnibus hay un perfecto equilibrio entre el diálogo y la narración. El lector disfruta de unos diálogos muy vivos y absorbentes, porque muchos de ellos serán claves para dar pistas a los lectores, ayudarán a conocer mejor a los personajes, sobre todo en lo que a su aspecto psicológico se refiere, y conoceremos los intereses que mueven a cada uno de ellos en relación con el caso que se investiga. Fortuné de Boisgobey construye unos personajes bien perfilados, algunos de ellos un tanto peculiares, caso de Binos, el investigador, o la sra. Cornu, en cuya pensión se hospeda Pia, la joven italiana que posa para Paul Freneuse; sin olvidarnos del sr. Pigache y su sordera o el sr. Poivreau, el tabernero del local al que acude Binos a pasar buena parte de su tiempo, en compañía de Piédouche. El lector se encontrará con un final que le guarda alguna sorpresa, con los giros que se producen para resolver el crimen. El peso de la trama es llevado por pocos personajes, teniendo el resto de los que desfilan en algún momento ante nosotros un papel de figurantes. Aunque Freneuse y Binos son los protagonistas, nos encontramos con unos personajes secundarios que tendrán un papel relevante en algunos episodios de la novela Uno de esos personajes llevará una doble identidad, y nos sorprenderemos con el que desempeñó otro de los secundarios durante el desarrollo de la trama, al descubrirse su verdadera identidad en el desenlace de la novela

El crimen del ómnibus es una novela relatada por un narrador omnisciente de una forma muy cercana para el lector, y de lectura amena y fluida. Fortuné du Boisgobey ofrece al lector misterio e intriga, así como una crónica social de la época, en donde la ebullición artística en el campo de la pintura, la Pigalle de los artistas y las modelos, la ciudad bohemia, los comienzos de la policía criminal francesa, la descripción de la comunidad italiana que emigró a Francia, sin olvidarnos de la crítica hacia la burguesía de la que el autor formaba parte.




Biografía:




Fortuné du Boisgobey (1821-1891). Reconocido escritor francés impulsor del «roman policier» y la «sensation novel» y maestro en el «thriller urbano». Fue el escritor de novelas criminales más leído durante dos décadas.

Su mérito radica no solo en el volumen de producción, sino en su capacidad para transitar desde la novela procedural —basada en la investigación policial— a un género absolutamente en boga hoy en día como es el «thriller urbano», en el que Boisgobey se convirtió en un maestro gracias a la creación de misterios que incitan a su resolución por un investigador aficionado.

Las novelas de Boisgobey retratan a criminales, policías y detectives, pero nos muestran por encima de todo la vida de aquel París de la Belle Époque en el que el siglo XIX comenzaba a declinar: el París de Montmartre y las cenas literarias.

Nota: Datos técnicos, sinopsis y biografía del autor, tomados de la web de la editorial. Imágenes que acompañan al cuerpo de la reseña y fotografía de Fortuné du Boisgobey, tomadas de google imágenes. 





14 comentarios:

  1. Aunque siempre me atraen las ediciones de esta editorial, es precisamente esta colección la que más me llama la atención. Creo que los compraría todos si me diera el bolsillo. Y este título en particular, con ese paseo por París y ese tono de intriga clásica, la verdad, apetece mucho.

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo esperando,a ver si puedo leerlo pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Como casi todos los de esta editorial no me importaría leerlo, pero no es de los que más me llamen.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Pues coincido con los demás que es una colección muy apetecible, no me importaría leerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Es un libro que ya tenía anotado por otras reseñas y además tengo ganas de estrenarme con esta editorial
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Pues tengo que leerlo, estos libros siempre los disfruto :-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pues si Ágatha Christie le gustó este libro y de ahí escribió si Asesinato en el Orient Express, es de lectura obligada... por lo menos para mí!!!
    La verdad es que ya le tenía echado el ojo desde el año pasado... lo tienen en la biblioteca... es increíble la de cantidad de libros de esta editorial que hay en la biblioteca de Palma, con los bonitos que son los libros...
    Pues eso... que la tengo apuntada!! ;)

    ResponderEliminar
  8. La novela me encanta y esta edición es preciosa, como todas las de la editorial.

    Buena reseña Paco!
    Besos 💋💋💋

    ResponderEliminar
  9. No me importaría nada leerlo, esta colección tiene una pinta estupenda
    Besos

    ResponderEliminar
  10. La tengo pendiente y con intención de leerla en breve que se que me va a gustar

    ResponderEliminar
  11. Una delicia de novela, como todas las que nos trae la editorial asturiana. A mi me gustó mucho también la particular visión de París. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Me gusto mucho este crimen de corte clásico. Muy buena.

    ResponderEliminar
  13. Desde luego, siempre digo que los títulos de esta editorial son una apuesta segura. Anotadísimo lo tengo. Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Me encantan los libros de este editorial. Todavía tengo por ahí uno que me enviaron sin leer. No es por falta de ganas sino porque el tiempo me come. Todos ellos son muy apetecibles. Besos

    ResponderEliminar